Viewing entries tagged
problemas

Cómo dejar de sentir pena por los problemas de las personas y males del mundo.

14 Comments

Cómo dejar de sentir pena por los problemas de las personas y males del mundo.

¿Sientes mucha lástima por las personas? ¿Te causa un profundo sentimiento de pena las injusticias desgracias y males ajenos? ¿Sientes una terrible impotencia por no poder hacer algo al respecto?

Querido(a). Hasta ahora ya debes saber seguro que esa pena que sientes nunca ayudó a nadie. Y tampoco te ayuda a vos en nada. Gastas energía mental-emocional totalmente al pedo.

En este post verás por qué es una mala cosa estar apenándose y compadeciéndose de las demás personas y situaciones externas.

No me apena que estés desperdiciando tu vida, enfocándote en las injusticias, desgracias y males de los demás, y no te hagas cargo de tu vida. Pero me dará pena si no lees esto. Eso sí. Me alegrará más si lees y empiezas a aplicar lo enseñado acá y dejas de sentir pena innecesariamente.

CAGARSE EN TODO Y EN TODOS ES UNA MARAVILLA! Es una cagada sana. Te lo aseguro. Ya verás por qué.

¿Qué es sentir pena?

Es la sensación de tristeza, que te causa el ver situaciones externas, tales como injusticias en el mundo, desgracias ajenas, personas en circunstancias desfavorables o pasando por momentos difíciles; Al ponerte a pensar en todo eso, entras en conflicto al no entender porqué las cosas son así y también te pones en el lugar de esas personas y sientes su dolor.

De la simple tristeza fácilmente se puede pasar al profundo sufrimiento porque se mezclan otras sensaciones (culpa, rabia, impaciencia, entre otros). Pero sobre todo se siente una gran impotencia por querer ayudar o cambiar las cosas de alguna de manera y ver que no se puede hacer nada al respecto.  

Es de esa manera que muchas personas “penosas” se la pasan sufriendo y lamentándose, deseando que las cosas fueran diferentes y que el mundo fuera mejor.

¿Cuántas cosas hacemos o no hacemos por pena?

Por pena cometemos las más grandes estupideces. Por ejemplo:

Estar con personas con quienes no queremos estar realmente. (Nos da pena que estén solitarias o rechazarlas)

No ser honestos con las personas. No ser directos. No decir una cruda verdad. (Por miedo a herir a la persona)

Comprar cosas que realmente no queremos ni necesitamos. (Sentimos pena por el vendedor, pensando que talvez no vendió nada y que si no le compramos va perder su trabajo o se va a morir de hambre)

No despedimos a algun empleado que ha demostrado ser inútil y perjudicial para la empresa a pesar de que ya se le dio varias oportunidades de cambiar. (Pero no. ¿Qué va a pasar con su familia? Él necesita mantenerla, si lo despedimos va a ser una pena. Nos sentiremos culpables)

Nos lamentamos de las desgracias ajenas e injusticias que ocurren en el mundo, imaginamos que las cosas fueran diferentes…pero perdemos el foco principal de vivir la propia vida.

Y muchas estupideces más. ¿Cuáles más se te ocurren a vos?

La pena de sentir pena es que...

…el mundo no va a cambiar con tu sufrimiento. A las personas tampoco vas a ayudarlas con tu profunda pena.

La pena de sentir pena es que te desgastas mental y emocionalmente al pedo.

La pena es que por sentir demasiada pena por cosas ajenas-externas sueles tomar muchas malas decisiones que no benefician a ti ni a nadie.

Hacer que los problemas de otros, sean tus problemas…es una verdadera pena.

Qué pena que por pasártela apenándote por otros, te quedas estancado(a) sin tomar acción para cosas que son más importantes y merecen más atención en tu vida.

Es una pena que por sentir pena andes llevando a tus espaldas cargas ajenas y no te hagas cargo de tu propia vida.

 

* * *

Y sí. Es una pena que el mundo sea como es.

Pero el mundo es como es.

ACÉPTALO.

NO TE INVOLUCRES DEMASIADO EN LOS PROBLEMAS DE OTROS. SI SIENTES MUCHA PENA DEBES COMPRENDER QUE…

...El problema no es el mundo. El problema eres vos.

Prepárate para unas fuertes bofetadas de realidad!

Estar siempre con la atención hacia los problemas, desgracias e injusticias dice mucho más de cómo eres vos que de cómo es el mundo. Cargar con todos los pensamientos y sentimientos externos/ajenos te derrumban y te perturban de manera abrumadora!

Ya sea que sientes pena por lo que le pasan a otras personas de tu entorno o por las cosas que ocurren en el mundo, lo que ese comportamiento dice de vos es que la lástima que sientes por el mundo o por las personas es la misma lástima que sientes por vos mismo(a).

Sentir pena es un sentimiento que anuncia que algo no está funcionando muy bien dentro de vos y que tienes mucha debilidad. Asimismo, la impotencia es síntoma de una carencia interna que exteriorizas en los demás.

Piensas que todos son pobres y desafortunados, pero en realidad estás proyectando en los demás lo fría, vacía y pobre que es tu vida. (porque ciertamente la verdadera pobreza es pensar que todos los demás son pobres)

Pero no sólo eso. (se vienen más bofetadas!)

El sentimiento de pena también viene frecuentemente acompañado de un sentimiento de culpa. Por ejemplo, si un día te sientes bien y ves a alguien que está sufriendo por algo, eso puede despertar en vos un sentimiento de culpa por estar bien cuando la otra no lo está. De esa manera inmediatamente empiezas a sentir pena, cambia tu humor y sientes el mismo sufrimiento que la otra persona. De cierta forma te pones a cargar sus problemas. Hacerlos tuyos.

Y aún hay más. (ayayay)

Detrás del sentimiento de pena también se esconde el sentimiento o creencia de que las demás personas no pueden hacer nada por sí solas, que no son capaces de sacar adelante sus problemas y que necesitan urgentemente de ti para salvarles. Eso te hace creer que eres muy importante para las demás personas, pero no es así. Lo que en realidad sucede es que esa forma de pensar y obrar crea una dependencia a ti (que sientes pena y necesitas ayudar) y al otro (que causa pena y quiere ser ayudado). Pero más allá de que la ayuda sea o no efectiva, no quieres ayudarlo para para verlo crecer, superar sus problemas e independizarse, sino para que te sientas importante y llenes de alguna manera el hueco que deja tu baja autoestima. En una relación co-dependiente de este tipo, inconscientemente, ambas partes se sabotean el crecimiento mutuamente. (te necesito, me necesitas…no nos dejemos) Ufff.

Ni te digo más.

En definitiva, sentir pena por los demás es un señal de debilidad, mediocridad, falta de coraje, baja autoestima y pobreza mental. Además muestra que estás enfocándote en todo lo malo del mundo en lugar de enfocarte en tu propia vida y las cosas buenas que puedes hacer de ella.

 

¿CÓMO PUEDES DEJAR DE SENTIR PENA?

Acepta al mundo como es.

El mundo es como es.

No hay nada que puedas hacer para cambiarlo.

ACEPTALO.

“La aceptación es hacer las paces con la realidad” -Rafael Vidac.

(y aunque suene raro) Así como es el mundo, es perfecto.

En el orden perfecto e inteligente de la naturaleza, TODO SUCEDE POR UNA CAUSA. NO EXISTEN CAUSAS JUSTAS O INJUSTAS, SOLO SON CAUSAS. EN ESTE LOCO MUNDO TODO ES JUSTO Y PERFECTO. Todo pasa porque tiene que pasar.

Todos en el mundo tenemos problemas en justa medida y en su gran mayoría, por el libre albedrío que tenemos. Todos van por la vida dentro de sus posibilidades (mientras otros se dejan comer por la vida). Todos tienen lo que se merecen en su momento. Todos reciben lo que dan. Todos viven lo que les tocó vivir. Todos van a lo suyo.

Ese es el mundo.

ACEPTALO.

Dejar a las personas seguir con su proceso.  

Sentir pena por las personas no te beneficia a vos, ni mucho menos a ellas.

Al hacerlo, estamos subestimando la grandeza y capacidad para recuperarse y sobrellevar las problemas que tienen todas las personas. Absolutamente todas las personas, sea cual sea el problema que tengan, pueden levantarse, rehacerse y seguir adelante; no necesitan que nos compadezcamos de ellas.

Las personas tienen lo que se merecen o necesitan en su momento.

Veamos cómo se aplica esto dentro de los ejemplos mencionados al principio.

No tienes que estar con personas con quienes no queremos estar realmente. Que se den cuenta de la actitud pelotuda que tienen que repelen a las personas. O si quieres ayudarles…dile la verdad de frente.

No sientas pena por no comprar cosas que realmente no quieres. El vendedor sabrá sobrellevar el rechazo y encontrar otros clientes. Asimismo si despides al empleado inútil de tu empresa, se dará cuenta lo pelotudo que se portó, aprenderá  la lección y se pondrá manos a la obra para buscar un nuevo trabajo y no volver a cometer el mismo error.

Al sentir pena, muestras debilidad... y las personas que están pasando dificultades no necesitan nuestra debilidad. Lo que necesitan es fortaleza y seguridad. De la misma manera si hay personas que a propósito quieren provocar pena, con quejas, lamentos y demás mariconadas; tampoco muestras debilidad compadeciéndote de ellas y cumpliéndoles sus caprichos.

Nuestra sociedad nos ha malacostumbrado a sentir pena de todo y de nada. Cuando sientes pena por un ser querido que atraviesa un mal momento, eso en lugar de ayudar da más importancia al problema y tiende a agravarlo. Cuando entendemos que la crisis por la cual atraviesa nuestro ser querido es parte natural de la vida y que va a fortalecerlo y ayudarlo en su proceso, nos liberamos de esa preocupación y confiamos en que se mejorará en su momento. De esa manera ya no sentimos pena alguna y damos un buen ejemplo transmitiendo fortaleza y confianza.

CUANDO PUEDAS AYUDAR…HAZLO! Sin involucrarte demasiado. Sin crear dependencia.

“Todo cambio empieza por uno mismo .. si no sabes te enseño, si no puedes te ayudo pero si no quieres NADA PUEDO HACER POR TI”

Si quieres y puedes ayudar a una persona¡ayúdala! Pero no te frustres sicon tu ayuda la persona no responde como esperabas. Simplemente no puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. Por muy buenas que sean tus intenciones de ayudar a alguien. Una persona sólo puede cambiar y superar sus problemas cuando ella misma se lo propone de verdad. Por más que te esfuerces demasiado en querer ayudarla no vas a lograr nada si es que no nace de ella querer salir de su situación. No podemos estar tratando de ayudar a todos. Ayudemos a los que podamos en la medida de nuestras posibilidades, más nunca al extremo de involucrarse demasiado y cargarles sus problemas. En ese sentido, no sirve de nada apenarse y esforzarse en ayudar. Mejor es que la persona siga su camino y ocuparse de uno mismo.

Ser y dejar ser

Aunque suene cruel, ello no significa que no dejes de sentir compasión o empatía, que son cosas totalmente distintas a sentir pena.

La compasión no trae consigo ningún sentimiento de culpa, tristeza, impotencia, dependencia o el pensamiento de que las personas no son capaces de superar las dificultades por las que atraviesan.  Al ser compasivo reconoces el sufrimiento de otra persona pero tomando distancia y no sufriendo junto con ella porque entendemos que todo lo que le pasa es parte de su aprendizaje y que ella tiene la capacidad para superarlo. De esa manera no despreocupamos sabiendo que todo irá bien.

Ayudar es enseñar a pescar…no dar el pescado.


Si ofreces ayuda basada en la compasión, esta será más sana que cuando ayudas desde lanecesidad de sentirte importante para la persona. La peor cosa para el protegido es el protector. Si ayudas así, solo crearás una dependencia mutua e impedirás que ambos crezcan.

Así que si finalmente decides no ayudar (o no tienes una manera en qué puedas hacerlo). Todo bien. Acepta que es parte de su proceso. Deséale que le vaya bien.

Y…

…Hazte cargo de tu propia vida…DE UNA PUTA VEZ!

Crees que sintiendo pena y queriendo ayudar a las demás personas, vas a lograr una diferencia. Pero en realidad te refugias en los otros creyendo estar ayudando para no hacerte cargo de lo más importante que es tu propia vida. Le tienes miedo a darle la cara a resolver tus propios pedos y prefieres “ayudar” muy mariconamente a resolver a los otros con sus pedos.   Por andar oliendo pedos ajenos vas a quedar totalmente embarrado(a) en la mierda. ¡CUIDADO!

 

¿Acaso no tienes cosas por hacer?

¿Acaso no tienes deseos que cumplir?

¿Acaso no tienes vida propia?

Pues si andas desperdiciando tu tiempo girando alrededor de otras personas y sintiendo lástima de todo lo que ocurre en el mundo…claramente no tienes vida.

“Hay que tener el coraje de ser el protagonista de nuestra vida. Porque si se cede el protagonismo, no hay película.”

A la mierda las personas (sanamente hablando). Vos eres un personaje secundario, terciario, extra o hasta un simple árbol en la vida de otra persona. ¿Crees que andan preocupándose por vos tanto como vos lo haces?  De la misma manera, todas las demás personas son personajes secundarios en tu vida.

 

A la mierda el mundo (también sanamente). A la mierda todas las injusticias, desgracias, sufrimientos y males ajenos. Es una mierda que el mundo tenga esas cosas jodidas, pero ni modo. No hay nada que se pueda hacer. El mundo es así y todo pasa porque tiene que pasar y por razones que nunca sabremos. NO puedes desperdiciar tu vida sintiendo pena por las personas, fantaseando con que el mundo fuera diferente.

No puedes cambiar el mundo, pero sí puedes hacer una diferencia en el pedazo de mundo en el que te tocó vivir…pero empezando por vos mismo(a). Haciéndote cargo de tu vida! Siendo el centro de tu mundo.

Crea tu propio mundo.

 

El mundo no es el mundo. Sino es como haces el mundo. No dejes que el mundo te cree ni te condicione, al contrario, vos crea tu propio mundo y vive siendo el centro de él.

Por mucho que nos guste o no nos guste, cada uno de nosotros es el centro del mundo en el que vive.

Pensar de esa forma es individualista. Sí.

Egocéntrica. Puede ser.

Pero ante todo muy saludable.

* * *

No puedes cambiar el mundo, pero sí puedes hacer una diferencia en el pedazo de mundo en el que te tocó vivir…pero empezando por vos mismo(a). Haciéndote cargo de tu vida! Siendo el centro de tu mundo.

Aceptación y manejo de la REALIDAD: “Lo que tengo es lo que hay.”

Amóldate a tu realidad, acepta lo que no puedes cambiar...  y enfócate en lo que sí puedes cambiar.

Ciertamente hay cosas injustas y tristes en el mundo. Si alguna está dentro de tu alcance para hacer alguna diferencia…HAZ LA DIFERENCIA! Pero aparte de eso no andes pensando en cómo podrías erradicar guerras, enfermedades, pobreza, evitar muertes, accidentes. Es demasiado abrumador y vas a trastornar tu salud mental innecesariamente. Asimismo vivir no será posible para vos si andas pensando que en cada esquina que vayas algo malo te va pasar. En lugar de hacer de la paranoia y el pánico tu pan de cada día, resulta más saludable ser agradecido(a) por la vida que te tocó, y vivir de manera tranquila haciendo lo que sientes que debes hacer.

En fin.

Todo en esta vida tiene su porqué. No permitas que la lástima se apodere de vos.

Acepta el mundo.

Haz tu mundo.

Sé el centro del mundo.

Ve a lo tuyo.


(nota: he añadido esta parte al post original. Es lo que me dijeron unas personas cuando he compartido esta filosofía de vivir sin sentir pena.)

“NO PUEDO DEJAR DE APENARME. NO PUEDO SER INDIFERENTE A LAS DEMAS PERSONAS. Dices todo eso por qué te toco vivir una buena vida…si hubieses estado en otra situación pensarías diferente.”

Sí. ¿Y qué? Seguramente pensaría diferente, no estaría escribiendo esto y estaría luchando,  buscándome la vida de otra manera o dejándome morir. Quién sabe.

Pero no es así y nunca lo será. Vivo lo que me tocó vivir y no puedo tampoco pasármela imaginando lo que hubiera sido de mi si mi vida fuera otra vida. Si paso mucho tiempo imaginando eso, estaría cometiendo el error de pensar “si el mundo fuera así…” o “si las personas hicieran esto” y definitivamente ese no es mi estilo! ACEPTO MI REALIDAD COMO ES. VIVO DE ACUERDO A ELLA CON TODAS SUS VENTAJAS Y LIMITANTES Y VOY POR AQUELLO QUE ESTÁ DENTRO DE MIS POSIBILIDADES REALES. Así que si sigues con ese tipo de pensamientos muy de víctima sufrida…tienes que seriamente dejarte de cagadas y también aceptar la realidad de las cosas.

Si veo a alguien pobre en la calle no siento pena o lástima por esa persona...Es algo que le tocó vivir. ¿Por qué? NO lo sé y no me importa mucho. Podemos meternos a explicar las injusticias del sistema económico actual o a irnos a cosas más esotéricas (cuestiones de vidas pasadas y noseque) que realmente no entiendo. En fin. Es lo que es. La pobreza no necesariamente es monetaria... a veces la pobreza es pensar que los demás son pobres. A esa personas pobre si puedo le daré alguna moneda o regalaré ropa. Pero no voy a dejar que el sentimiento de pena me invada y quiera hacerlo siempre…porque ahí ya no estaría ayudando. Voy a estar malacostumbrando a esa persona a recibir lo que le de. SI tuviera que ayudarle realmente sería enseñándole a ganarse las cosas, a salir adelante, que aprenda a sobrevivir en este mundo. Pero tengo otras prioridades y tampoco puedo hacer eso. Si otra persona siente que quiere darle esa ayuda real, que lo haga. 

Una persona pobre no necesariamente vive una mala situación. Los niños de la calle de la calle no necesariamente son pobres o tienen malas vidas... Ellos viven sus realidades, y ni están enterados que estás vos ahí sintiendo lástima por ellos. Y de todos esos niños hay quienes saldrán adelante por sus propios medios y otros sucumbirán a la mala vida, drogas, delincuencia y demás cosas jodidas. En cualquier caso ha sido una elección propia.

* * *

De la misma manera no siento pena por desgracias ajenas, enfermedades jodidas y demás cosas difíciles de entender. Comprendo que son cosas que tienen su razón de ser y ocurren porque tienen que ocurrir.

* * *

Pero una cosa es cierta. Si me hubiese tocado “vivir otra vida diferente” a la mía actual, en una situación considerada “desfavorable”,  como ya dije, estaría viviendo lo que me toca y no andaría sintiendo pena por la gente. Es más. Probablemente en mi mente ni existiría la noción de “pena”, “injusticia”, y demás cosas. Probablemente ni me enteraría que existe gente sintiendo pena por mí y por otras personas en situación similar. EN FIN. NO SÉ. Es una de las posibilidades que llego a imaginar…

…Podrían haber más. Muchísimas. Infinitas posibilidades.

Tantas, que hasta puede ser perturbador. Mi mente colapsaría con tanta actividad.

Entonces ¿Para qué imaginar posibilidades de lo que hubieran sido otras vidas, teniendo ya una vida por vivir?

ACEPTAR LA REALIDAD DE LAS COSAS!

La vida sigue, cada uno yendo a lo suyo, dentro de lo que le tocó vivir…mientras vos estás ahí triste, poniéndote el mundo encima, e imaginando si las cosas hubieran sido diferentes…¡Qué desperdicio de vida!

RESUMEN EN UN PAR DE LINEAS...

Sentir pena es desperdiciar energía mental y emocional.

Sentir pena por los problemas de las personal y males del mundo es desperdiciar tu vida.

Usa esa energía para vivir tu vida y hacer algo bueno de ella.

Acepta al mundo como es.

Deja a las personas seguir con su proceso. Todos tenemos problemas (desafios) en justa medida y de acuerdo a lo que necesitamos aprender en un momento dado. Todos tenemos la capacidad de sobrellevar los problemas.

Hazte cargo de tu propia vida. Vive y deja vivir.

Ayuda solo cuando de verdad quieras y puedas ayudar. No te frustres si tu ayuda no ayuda. No puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. Las personas solo pueden salir adelante cuando de verdad quieren.

La vida no pudo de ser de otra manera. Lo que tenemos es lo que hay.


¿NECESITAS AYUDA? Ya sabes que sentir pena es dañino pero te cuesta deshacerte de ese hábito?

La LOCURA. lo cura te ofrece el servicio de lavado cerebral. Abriendo tu mente, estrujándola y usando varias herramientas de coaching, psicología y ARTETERAPIA, podemos hacer una gran limpieza emocional y dehacernos de las causas más profundas que pueden estar alimentando tus sentimientos de pena, culpa y sufrimiento.

Es probable que esos sentimientos de tristeza, pena, culpa e impotencia tengan su origen en eventos traumáticos tuyos o de tu familia.

Una vez liberado de esas cargas emocionales podrás recién CAGARTE sanamente en el mundo y encontrar tu propio centro, enfocarte en lo tuyo y dejarte de cagadas sin sentir culpa alguna.

¿Te interesa? Deja que abramos tu mente…Prueba el lavado cerebral! Prueba los quitaculpas! Liberate de todas aquellas cosas que te joden, agobian, paralizan, apenan. Nunca más sientas pena ajena por nada ni por nadie! y NUNCA MÁS DESPERDICIES TU VIDA!

Haz ►•► click acá y RESERVA TU LLAMADA GRATUITA Y VE CÓMO EL LAVADO CEREBRAL PUEDE AYUDARTE CON ESTO!



ME GUSTA LA LOCURA!


QUE NO TE DE PENA COMENTAR!

¿Qué opinas sobre sentir pena? ¿Sientes mucha pena por los problemas de las personas y los males del mundo? ¿Te cagas sana y olimpicamente en el mundo y te haces cargo de tu vida? Cuentanos lo que tengas que decir sobre este tema. ;)

 

 

 

 

photo credit: Dan via photopin (license)
photo credit: Max Caulfield via photopin (license)

14 Comments

Cómo hacer cambios positivos y duraderos en tu vida (sin fracasar ni recaer en el intento) PARTE 1

Comment

Cómo hacer cambios positivos y duraderos en tu vida (sin fracasar ni recaer en el intento) PARTE 1

¿Cuántas veces has querido hacer un cambio positivo en tu vida? Como adoptar nuevos hábitos saludables, emprender, superar conflictos emocionales, tener mejores relaciones, ser independiente en todos los aspectos de tu vida, etc.

Seguramente te fue muy difícil mantenerte constante en el tiempo llevando a cabo tu proceso de cambio porque hallaste demasiada resistencia interna; Te costó salir de tu zona cómoda; Las circunstancias externas no te favorecieron; Te autosaboteaste; No tuviste la suficiente fuerza de voluntad (o esta fue mermándose con el tiempo) y finalmente fracasaste y recaíste en tus viejos hábitos/problemas...

¡Pues no eres la única persona a la que le pasa esto! Muchos llevamos bastante tiempo queriendo cambiar diferentes aspectos de nuestra vida pero sin mucho éxito. Incluso puede que hayas hecho muchas cosas teniendo la sensación de estar avanzando pero al final te diste cuenta que no avanzaste nada ¡Auch! Conozco la sensación. 😝  

Fueron muchísimas personas que cansadas de ver cómo pasa el tiempo y su vida no cambia como quieren, escribieron pidiendo ayuda para lograr cambios positivos sin fracasar nuevamente. Por esa razón hemos escrito este post. Es una guía muy detallada y completa (incluye ejemplos de la vida real) que te ayudará a comprender mejor por qué es tan difícil llevar a cabo un cambio positivo, real y duradero en tu vida. Aprenderás sobre todos los factores que intervienen y sabrás cómo llevar a cabo tu cambio personal de forma más consciente y efectiva y no recaer fácilmente en tus viejos hábitos, situaciones desfavorables en las que te quedas estancad@ o en los problemas recurrentes que tanto te fastidian.

¿Listo para cambiar tu vida? 💪👽


Estoy seguro que en algún momento de tu vida has querido modificar comportamientos dañinos, adoptar nuevos hábitos saludables, o superar viejos problemas de familia o pareja. Pero también estoy seguro que tus intenciones de cambio y fuerza de voluntad han sido muchas veces puestas a prueba en diversas circunstancias y con muchos obstáculos imprevisibles. Es ahí donde 1 de cada 5 personas pueden mantenerse con su compromiso de cambio y las otras recaen en sus viejos hábitos. ¿Por qué es tan difícil cambiar? 

Lograr un cambio positivo, real y duradero en tu vida no es cosa fácil. Mantenerse firme con el compromiso y tener la fuerza de voluntad intacta en las adversidades y no ceder ante las circunstancias que desestabilizan y alejan de tus deseos/objetivos… es cosa j0dida.

Sino pregúntaselo a Antonia...

cambiar malas relaciones

Ella por muchos años ha tenido relaciones tormentosas con hombres celosos y violentos. Siempre le ha costado dar fin con esas relaciones porque de alguna forma se convencía (y le convencían) de que ellos iban a cambiar, por lo que siempre terminaba perdonándolos…pero con el tiempo todo resultaba ser la misma M¡ERDA de siempre. Cuando Antonia finalmente agarraba valor y terminaba la relación con la intención de empezar de nuevo y no cometer el mismo error, conocía tiempo después alguien que parecía ser diferente…pero al poco tiempo la historia se repetiría. Ahora, después de 6 fracasos seguidos, ella conoció a Fernando y, según ella, esta vez parece haber acertado con el hombre ideal. Sin embargo Fer ya ha mostrado señales de ser muy celoso y violento ¿volverá Antonia a c@garla de nuevo?

O te puedo contar también de mi amigo Paulo…

fumar hábito cambiar

Él ha sido fumador casi toda su vida. En su casa todos fuman. Desde hace 3 años que quiere dejar de fumar y empezar a hacer deporte. Se compró una bicicleta y empezó a salir a pedalear. Durante los primeros dos meses parecía ir todo bien con el nuevo hábito saludable. Sin embargo, sus amistades no parecían ayudar mucho. Siempre lo invitaban a salir a tomar una c3rvecita, y como sabes una c3rvec¡ta siempre lleva a un p u chi to (c¡garr¡11o). “Mmmm, si fumo uno creo que no me hará mal…” decía Paulo. Al día siguiente cuando Paulo debía salir a andar en bicicleta, el se encontraba tirado en cama con resaca y con la bola de nicotina en la garganta. Esa misma tarde, salió a andar en bici pero no con tantas ganas porque las c3rvezas y c¡garr0s estaban pegando fuerte. Esa misma noche otro grupo de amigos lo llama para ir a tomar más c3rv3zas… Un par de semanas después la bicicleta de Paulo en lugar de estar acumulando Kilómetros está acumulando polvo y los pulmones de Paulo están nuevamente acumulando nicotina. “¿Nos fumamos un p u c h ¡ t 0?” le dijo su padre…

Ahhhh…Conozco también a Jessica! ¿Quieres saber su historia?

cambiar hábitos alimenticios

Al igual que muchas mujeres ella quiere bajar de peso. Quiere comer más sano. Pero siempre fracasó con sus propósitos. Su estómago siempre rugía ante los pastelitos y acababa convenciéndose de que “unito más no le haría mal”. Ella tiene una familia muy unida pero además muy gustosa o glotona con los antojitos. Suele ir seguido a las reuniones familiares y esas nunca tuvieron las mejores condiciones para alguien que está a dieta. Sus tías le decían “las dietas son ridículas, hay que disfrutar de la vida!”. Llegaba fin de año y Jessica siempre se golpeaba la cabeza contra la pared de ver que estaba más gorda que antes y prometía que “al próximo año cambiaría…” Y efectivamente se proponía y “cambiaba”, hasta que aparecía el primer pastelito…  

O talvez eres como mi amiguito Marquitos…

cambiar el miedo

Él es el hijo menor de una familia de economistas que tiene una larga tradición en ese rubro por la empresa familiar que tienen. A Marquitos no faltó nada, aunque considera que fue muy mimado y sobreprotegido. Él empezó a trabajar en la empresa y su familia esperaba que el continuara con la tradición. Todo eso le agobiaba porque el tenia otros intereses, otras ambiciones diferentes. El quería dedicarse al dibujo. A la larga abriría su empresa de diseño y animación. Dejó de trabajar para le empresa y empezó su emprendimiento. NO LE FUE BIEN…y se vio obligado a regresar a la empresa. Quiso intentarlo otra vez, procrastinó bastante y una vez que lo hizo fracasó nuevamente. Una y otra vez. Otra y otra vez.

¿Te identificas con alguna de estas historias?

Antonia, Paulo, Jessica y Marquitos han sido algunos pacientes-impacientes de Arte Lo-Cura & PSIcoaching que se cansaron de fracasar en sus intentos de cambio y seguir teniendo los mismos problemas durante muchos años. Han probado diferentes cosas sin lograr éxito y han acudido a La LOCURA. lo cura para hacer locuras y cosas diferentes que ayuden a cambiar su vida de una vez por todas(a día de hoy en la fecha de actualización de este post 03/01/2017 Antonia y Marquitos siguen llevando a cabo su proceso). ¿Vos también quieres hacer cambios reales, positivos y duraderos en tu vida? ¿Quieres liberar tu mente de toda la basura social/familiar que te impide avanzar y ser tu mism@? dale click acá

¿Qué tienen estas historias en común?

Antonia, Paulo, Jessica y Marquitos siempre se propusieron hacer un cambio en su vida, pero tiempo después recayeron en sus viejos hábitos, en los mismos errores, cedieron ante las circunstancias que ponían a prueba su fuerza de voluntad o coraje y pues finalmente la c@garon una y otra vez…y nunca lograron el cambio que querían para sus vidas.  

¿Ya te pasó antes?

A mí sí. Un montón de veces me estrellé con la misma pared. (te puedo contar algo de mi historia al final)

A parte de Antonia, Paulo, Jessica y Marquitos, cada día en Arte-Lo-Cura & PSIcoaching hablo por SKYPE con personas que me dicen lo j0didas que se sienten por querer cambiar sus vidas y fracasar repetidas veces al intentarlo. Escucho todos sus problemas, disgustos, desacuerdos, y conflictos que tienen que enfrentar con sus familias y con la sociedad; Pero sobre todo contra sus propios demonios. Pero no sólo eso. Lo que más mencionan es que la mayoría de las veces se sienten solos, incomprendidos, fuera de lugar, por momentos con cierta sensación de vacío existencial, sin esperanza nadando contra corriente y abrumados por la vida.

PODER Y NO QUERER...O QUERER Y NO PODER CAMBIAR...esa es la cuestión

Todos deseamos algún cambio en nuestra vida…

Bueno, no todos. En realidad hay quienes descansan cómoda y placenteramente en su burbuja de mediocridad y jamás ven la necesidad de un cambio. Son muy felices en su infelicidad.

Pero para los que quieren algo diferente para sus vidas…¡FELICIDADES! Tomar la decisión de cambiar es un acto muy valiente al alcance de pocos muy locos. Primero superar el miedo, salir de la zona cómoda y vencer la resistencia requiere mucha determinación y esfuerzo. Luego, reconocer que algo está mal en la vida y ver que se puede estar mejor es motivo suficiente para proponerse y lanzarse al cambio…pocos lo hacen. ¿Vos lo hiciste? BRAVO!

Pero bueno, una vez superada esa resistencia inicial viene lo más emocionante.

Es necesario mencionar que feliz o desgraciadamente (si estás (mal)acostumbrad@ a tener gratificación instantánea) el cambio no llega de la noche a la mañana. Por más que tengas la firme intención de cambiar y ya hayas empezado a tomar algunas acciones hacia ese cambio, ves cómo con el tiempo van surgiendo diferentes obstáculos, dificultades y circunstancias difíciles de prever que ponen a prueba tu intención, fuerza de voluntad y compromiso que tienes con tu cambio personal. Ante estos obstáculos muchas personas ceden y recaen en sus viejos errores/problemas y malos hábitos… Pero se consuelan diciendo “no era el momento” o “lo intentaré otro día”, “El próximo año cambiaré”.

“Me hizo daño este pel0tu0 (…) pero igual parece ser buen hombre (…) creo que le daré una oportunidad más” querrá decir algo así la Antonia.

“Sólo un p u ch¡t0 más…Igual mañana saldré a andar en bici”, Paulito querido se justificará así mientras ya va prendiendo su cigarrillo.

“Bueno, estoy a dieta pero por ser el cumple de mi mejor amiga comeré pastelito. Este será el último. Mañana empiezo de verdad.”, con el pastelito ya en la boca Jessica mostrará así su poca fuerza de voluntad.

“Me da miedo lanzarme a hacer lo mío, mejor me quedo a trabajar en la empresa de papá aunque no me guste nada. Algún día haré lo mío.”, pensará Marquitos, resignado a seguir cómodo al calor de sus miedos.

¿Lo ves?

Lograr un cambio real, positivo y duradero en nuestras vidas…es J0DIDO.

Mantener el compromiso con uno mismo y tener la fuerza de voluntad intacta en la adversidad y las tentaciones…es J0DIDO!

Y vos estás acá leyendo esto porque debes tener el mismo problema.

Has querido una o muchas veces cambiar…y has fracasado en el o los intentos.

“el primer error es un accidente, el segundo una elección y el tercero un hábito”

 

¿POR QUÉ ES TAN DIFÍCIL CAMBIAR?

 

Verás, para conseguir un cambio real, positivo y duradero en tu vida, no sólo basta con tener la intención, tomar acción y cambiar algunas conductas dañinas. Al reducir así de forma tan simplista el cambio (intención-acción), estás dejando de lado otros factores.

Es necesario que conozcas los otros factores y obstáculos, para que sepas a lo que te estás metiendo. No para desanimarte a tus deseos de cambio, sino para que entiendas porque puedes tener cierta resistencia al inicio (y siguiente etapas), así  también como recaídas.

LOS OBSTÁCULOS QUE SE OPONEN A TU CAMBIO Y CÓMO SUPERARLOS (puestos en orden de dificultad ascendente)

 

1. TÚ MISMO: Miedos. Zona de confort. No tener claridad de qué cambiar.

Es obvio. Ante cualquier intención de cambio te enfrentas primero contigo mismo(a)!

Deseas cambiar… pero de cierta forma te c@gas de miedo. Y desistes. O sino tardas demasiado en dar el primer paso, inventas excusas, puede pasar un día, un mes, un año o muchos años hasta que finalmente tomes una acción hacia el cambio porque estás muy cómodo(a) y no te urge cambiar. (o puede que en el fondo no quieras cambiar)

miedo al cambio

 

Puede que también te niegues a ti mismo(a)! No puedes empezar ningún proceso de cambio hasta que no hayas aceptado que tienes un problema y que estás j0dido(a). Porque hasta que no lo hagas vas a seguir viviendo en tu burbuja de fantasía negando siempre tu problema y usando uno y otro mecanismo de defensa para evadirlo: Esperando que otros cambien o que se den ciertas condiciones para recién empezar a cambiar; Mintiendo a propósito, poniendo excusas, evitando pensar en aquello que te incomoda, o evitando confrontar a aquellas personas que no aportan nada a tu vida y decirles la verdad.

Asimismo, otro obstáculo interno que demora el cambio es no saber qué cambiar. Si no sabes por qué o para qué quieres cambiar entonces estás perdiendo el tiempo. Chau.

¿Qué quieres ganar? ¿Qué quieres alcanzar? ¿Qué quieres superar? ¿De qué quieres deshacerte? ¿Qué es eso de ti que te incomoda? ¿Qué quieres que te deje de joder en tu vida? ¿Cuál es el obstáculo/situación más j0dida actualmente en tu vida que no te permite avanzar, crecer, Ser tu mism@?

Esas son preguntas que debes hacerte para tener claro qué es lo que quieres cambiar, porque de ahí saldrán tus verdaderas motivaciones para hacerlo y te nacerá un compromiso profundo que no se caerá (ojalá) con los obstáculos que surjan más adelante porque además tendrás una gran fuerza de voluntad que te libre del todomalamén.

Finalmente, ya después de haber dejado de hacer excusas, aceptado que hay un problema, saber qué se quiere cambiar,  de ahí toca tomar acción imperfecta. Cuando decimos "imperfecta", significa no pensarla mucho, no pensar en qué pasaría si esto, qué pasaría si lo otro, y si me da miedo, y si no sale bien, y no se enoja mucho, y si...y si...  La cuestión es hacerlo, empezar. Dar el primer paso. PERO YA!

"No tengo el valor de decirle que ya no quiero estar con él .... Después de todo creo que lo amo ... ¿Podré encontrar a alguien más como él?", Son cosas que pensaba Antonia mientras dudada de dar el primer paso de dejar su relación tóxica.

"....ayyy pero es que son delis! Qué haré sin mis pastelitos", Jessica ya se espanta de la sola idea de dejar los pastelitos y adoptar hábitos alimenticios más saludables.

"Talvez mi familia se decepcione mucho de mí. No quiero causarles disgustos, además necesitan de mí. Aunque no me guste haré lo que mi familia me pide. No quiero problemas...", es la manera en que Marquitos se conforma de seguir llevando una vida que no es la suya.

Dar el primer paso, enfrentarse a uno mismo...Esta primera fase es la más difícil de todas. Es la fase filtro en el cual 90% de las personas se quedan enfrentadas consigo mismas y solo el 10% restante pasa a la siguiente fase.

Vamos que se pone esto más emocionante.

2. TU FAMILIA Y AMISTADES (o tu misma pareja)

Muy bien. Ya te enfrentaste a ti mismo, venciste la resistencia inicial de cambio y tomaste acción. Ahora te encuentres en movimiento y en el camino te vas a encontrar una serie de obstáculos. Aunque no lo creas los primeros obstáculos están en tu mismo entorno: Tus familiares, amigos o la persona con la que mantienes una relación sentimental.

De forma intencional o no, directa o indirectamente, consciente o inconsciente van a intentar desestabilizarte y hacer que desistas de tu objetivo. 

Como en el caso de Paulo. Sus amigos van a estar constantemente llamándolo a tomar una c3rvec¡ta. Sin querer queriendo va a tomar muchas cervez@s, fum@r p u ch it0s y al día siguiente no saldrá a andar en bicicleta como se lo había propuesto. Y su viejo va a seguir también invitándole c¡garr¡llos en casa.

O en el caso de Jessica. Ella forma parte de una gran familia de gordos y gordas. En las reuniones familiares, en cuales siempre abundan los pastelitos y otros antojos, Jessica se va a ver tentada de comer algunos. Faltar a una reunión es mal visto por la familia. Ella irá pero se va a resistir a comer hasta que venga la tía y diga “comé nomás mamita, no te va a afectar uno o dos pastelitos”

"NO J0DAS MARQUITOS! Dejá de pensar en huevadas y trabajá en lo que de verdad te va a dar dinero.", grita el padre. 

¿Cuál es la solución para este tipo de situaciones?

Puede sonar cruel e incluso puede que te acusen de ser mal amigo(a) o que no estás siendo leal a la familia, pero si realmente quieres cambiar, inicialmente hasta forjar tu fuerza de voluntad vas a tener que alejarte de esos amigos y familiares, y optar por juntarte con gente que tenga objetivos similares a los tuyos. Esa gente en lugar de tentarte, desestabilizarte y hacerte desistir de tus objetivos va a animarte y no dejarte caer en las tentaciones ni ceder ante  las adversidades.

Ya cuando hayas forjado esa fuerza de voluntad puedes exponerte a las tentaciones o influencias de amigos o familiares y no caer en ellas porque estarás internamente hecho(a) un roca.💪😁 Paulo puede salir con sus amigos pero solo hasta temprano y no probar ni una cervezzzza, ni un solo puch0. Jessica puede ir a sus reuniones familiares y no comer pastelito como lo hacen la manada de gordos y gordas de su familia.

¿Has superado esta fase? Bien. Vamos a la siguiente, se va poniendo más peluda la cosa.

3. OTRAS CIRCUNSTANCIAS DIVERSAS Y ADVERSAS: ALTIBAJOS EMOCIONALES

Ya estás en movimiento. Seguramente vas un buen número de días llevando a cabo “la nueva vida” y evitando caer en la vieja vida.

Bien. Pero no creas que el camino es lineal y previsible en su totalidad.

Habrán días de m¡erda. No todos los días te vas a sentir motivado(a). Es necesario que conozcas y seas consciente de estos momentos en que digas que nada tiene sentido y te van a dar ganas de mandar todo a la v3rga y desistir de lo que sea que te has propuesto.

“…Ay put@! Hace frío. ¿Será que salgo en bici? Qué flojera. Mejor me quedo a dormir rico.” Podría decir Paulo.

¿Es apropiado que interrumpa su proceso solo porque hace frío afuera? Y su mano ya empieza a dirigirse al velador para sacar un puch0…

Es importante saber identificar los momentos en los que cometes o estás por cometer el error o comportamiento dañino que deseas cambiar. Es decir, saber cuándo es el momento en que estás a punto de c@garla nuevamente.

 “Si le contesto, me va a venir con lloriqueos y el discurso de siempre y voy a acabar perdonándolo a este pel0tud0…   mejor no le contesto el teléfono”, diría Antonia, que ya terminó su relación tóxica con Fernando, pero se ve tentada a contestar la llamada, pero sabe que corre el riesgo de que le perdone sus m¡erd@s a Fer por séptima vez.

"Hoy no tengo ganas de nada. La vida es una m¡erda y nada tiene sentido. Creo que en realidad no soy tan bueno", tendrá sus días melancólicos y existenciales Marquitos. 

los altos y bajos de la vida...

los altos y bajos de la vida...

En fin. Nadie es perfecto. Podemos caer como víctimas de los altibajos emocionales que siempre están presentes en las salvajes olas de la vida. Tienes que estar listo(a) para esos días malos en que te sientas débil de voluntad y sin ganas de siquiera existir. Para esto es importante conocerse a uno mismo y no ser un estúpido emocional (que es lo contrario a tener inteligencia emocional), es decir, saber cuando hay esos días dificiles de humores oscuros, mala gana, bajones y existencialismos.

Todo es un proceso.  Va a llevar tiempo cambiar eso que quieres cambiar. Nada será de la noche a la mañana...Dependiendo de cuán profundo está metido está el hábito en tu mente, cambiarlo tardará casi el mismo tiempo en que lo cultivaste y practicaste sin darte cuenta. Dedicación, disciplina y Paciencia! Pero sobre todo FUERZA DE VOLUNTAD!

¿La solución para estos altibajos?

HAZ UN PLAN

Bueno con los altibajos muy poco se puede hacer, porque es parte natural de la naturaleza imperfecta del ser humano, solo ser consciente de estos días malos y dejarlos pasar. Pero sí se puede prever de alguna manera estas cosas con una visión. UN PLAN. 

¿Por qué es importante un plan? Porque tu motivación y emociones van a fluctuar durante el proceso de cambio, así que cuanto menos terreno dejes a la improvisación, y a los altibajos, tendrás más posibilidades de mantener el rumbo sin desestabilizarte mucho.

Dentro del plan vas a saber que sí o sí en algún momento del proceso te van a dar ganas de quedarte a dormir, ganas de comer un pastelito, ganas de fumar un puch¡t0, ganas de hacer nada y decir que nada tiene sentido, ganas de perdonar a esa tu pareja de m¡erda sabiendo que no vale la pena seguir intentando salvar la relación. Sea lo que sea, con el plan (y teniendo un buen autoconocimiento de vos mism@) vas a poder prever de alguna manera todas estas posibilidades para cuando éstas se presenten ya las habrás previsto, no te tomarán tan de sorpresa y sabrás cómo manejarlas.

PREPÁRATE PARA CAER Y RECAER…

Cualquier plan puede fracasar.

fallar cambio recaer

Si después de todos tus esfuerzos sufres una recaída, no te preocupes. Es parte del proceso. Cuando realmente debes preocuparte es si no te dan ganas de levantarte, no aprender del fracaso y quedarte ahí sumido en tu problema. Siempre de las recaídas se puede rescatar el aprendizaje y renovar la intención de cambio. (Si es que de verdad lo quieres)

USÁ HERRAMIENTAS DE APOYO

Junto con el plan, es también muy recomendable adoptar algunas herramientas que te ayuden con tu objetivo.

Hay un montón de herramientas a tu disposición. Si vemos lo más elemental… un reloj despertador es una herramienta. Claro que hay otras un poco más sofisticadas. Por ejemplo está muy de moda instalar aplicaciones en el teléfono móvil.

Veamos qué herramientas usarían nuestros amigos…

Por ejemplo, Paulo va a leer libros sobre cómo dejar de fumar. Va a escuchar audios subliminales con mensajes que le hablen a su mente inconsciente que debe dejar de fumar. Pondrá su despertador para sonar temprano y también le dirá a un amigo que lo acompañe a andar en bici y lo llame temprano en la mañana para decirle “Levántate huevón! Hora de salir a andar!”

Jessica ha descargado una app para su celular que realiza un seguimiento de la ingesta diaria de alimentos y el número de calorías, de esa manera le va a ayudar a prevenir que coma de más. Lo genial de esta aplicación es que tiene la opción de reproducir automáticamente cada cierto tiempo recordatorios de voz. “NO CAIGAS EN LA TENTACIÓN” “NO COMAS ESO” “NO SEAS GORDA”. Ideal para sus reuniones familiares donde lo principal es comer y si queda tiempo, hablar.

Para el caso de Antonia desconozco herramientas que puedan serle útiles (tecnológicamente hablando), pero el apoyo de las amistades o hacer actividades que distraigan y no la tengan pensando en Fernando son cosas que ayudan mientras se desean tomar acciones para empezar una nueva vida.

Así como las hay  elementales y fácilmente accesibles, hay otras herramientas y técnicas más avanzadas como ser como meditación, visualización, afirmaciones, auto hipnosis, EFT tapping, programación neurolingüística, coaching, y un largo etcétera.

De cualquier manera, siempre es bueno contar una cajita con variedad de herramientas y ver cuáles son las que mejor te funcionan para tus necesidades. Tener un buen maletín de esas herramientas o un profesional a tu lado que pueda proporcionártelas va a ser otro gran punto a favor en el camino hacia el cambio que quieres para tu vida.

...CUANDO EL CAMBIO YA NO DEPENDE 100% DE NOSOTROS

Dependiendo de la naturaleza del aspecto o situación problemática a cambiar  (o de cuán grave es), se pueden requerir otras herramientas más avanzadas o servicios especializados que te puede proporcionar profesionales. Igual la lista es larga: Bioenergía, bioneuroemoción, constelaciones familiares, arte terapia (disponible en La LOCURA. lo cura), entre otras.  Estas últimas mencionadas por ejemplo cosas ya trabajan a niveles más profundos que no es posible ver por nosotros mismos sin la ayuda de alguien  ¿Por qué? 

Es cierto que buena parte de nuestro cambio depende de nosotros, pero también llega el momento en que pueden ser necesarios otras instancias, personas, circunstancias, herramientas más avanzadas, servicios especializados para lograr el cambio deseado. Como bien se mencionó al principio no sólo basta con tener la intención, tomar acción y si la c@gas, seguir tomando más acción. Es un error reducir así de forma tan simplista el cambio (intención-acción), creyendo que todo parece depender sólo de nosotros, y que todo está bajo nuestro control.

Pues no es así. Necesitamos de los otros. Necesitamos ayuda. No estamos solos en este viaje de la superación de la estupidez.

Has hecho hasta ahora un buen trabajo de decidirte cambiar y tomar acción pero mantener constante en el tiempo es también otro desafío. Es hora de conocer a aquellas cosas que no puedes ver y que te de alguna manera van a desestabilizarte de tus deseos de cambio. Hemos llegado a la parte de esta aventura de cambio en donde ya no dependemos de nosotros al 100%. (Pero ello no significa que tengamos que ceder y renunciar.)

Si aun implementando las acciones descritas hasta ahora, si aún habiendo hecho un plan, si te es dificil mantenerte constante en el tiempo, si aun habiendo tomando acción todavía te es muy dificil cambiar porque tarde o temprano has recaído en la misma vieja situación, entonces deberías considerar analizar los siguientes 3 obstáculos.

Lo j0dido es que estos obstáculos son invisibles.



Lee la segunda parte de este post!

Conocerás cómo los condicionamientos familiares y sociales frenan tus deseos de cambio.

Verás también que para cambiar necesitas tambien ir en contra de la biología de tu propio cuerpo.

Para hacer cambios aun más profundos, dependiendo de tu problema o de lo que quieres cambiar, tienes que hablar con el maestro del universo. CONÓCELO.

Cambiar es difícil pero no imposible. Los otros 3 obstáculos invisibles que frenan tu cambio personal y cómo superarlos PARTE 2
Leelo! Y me cuentas qué tal te queda el ojo después de leerlo. 😱  💪👽  🤘  

Esos obstáculos son como fantasmas en la oscuridad de tu mente...

Esos obstáculos son como fantasmas en la oscuridad de tu mente...


   


TE GUSTÓ ESTE POST?!


¿QUÉ TE PARECIÓ ESTA PRIMERA PARTE?

Cuentanos qué cambios has intentado llevar a cabo en tu vida pero no has tenido éxito?

Sin miedo. Dale.

No eres la única persona que tiene dificultades en hacer cambios. Quiero conocer tu historia ;)
Comenta abajo.

Comment