Viewing entries tagged
mundo

Cómo dejar de sentir pena por los problemas de las personas y males del mundo.

14 Comments

Cómo dejar de sentir pena por los problemas de las personas y males del mundo.

¿Sientes mucha lástima por las personas? ¿Te causa un profundo sentimiento de pena las injusticias desgracias y males ajenos? ¿Sientes una terrible impotencia por no poder hacer algo al respecto?

Querido(a). Hasta ahora ya debes saber seguro que esa pena que sientes nunca ayudó a nadie. Y tampoco te ayuda a vos en nada. Gastas energía mental-emocional totalmente al pedo.

En este post verás por qué es una mala cosa estar apenándose y compadeciéndose de las demás personas y situaciones externas.

No me apena que estés desperdiciando tu vida, enfocándote en las injusticias, desgracias y males de los demás, y no te hagas cargo de tu vida. Pero me dará pena si no lees esto. Eso sí. Me alegrará más si lees y empiezas a aplicar lo enseñado acá y dejas de sentir pena innecesariamente.

CAGARSE EN TODO Y EN TODOS ES UNA MARAVILLA! Es una cagada sana. Te lo aseguro. Ya verás por qué.

¿Qué es sentir pena?

Es la sensación de tristeza, que te causa el ver situaciones externas, tales como injusticias en el mundo, desgracias ajenas, personas en circunstancias desfavorables o pasando por momentos difíciles; Al ponerte a pensar en todo eso, entras en conflicto al no entender porqué las cosas son así y también te pones en el lugar de esas personas y sientes su dolor.

De la simple tristeza fácilmente se puede pasar al profundo sufrimiento porque se mezclan otras sensaciones (culpa, rabia, impaciencia, entre otros). Pero sobre todo se siente una gran impotencia por querer ayudar o cambiar las cosas de alguna de manera y ver que no se puede hacer nada al respecto.  

Es de esa manera que muchas personas “penosas” se la pasan sufriendo y lamentándose, deseando que las cosas fueran diferentes y que el mundo fuera mejor.

¿Cuántas cosas hacemos o no hacemos por pena?

Por pena cometemos las más grandes estupideces. Por ejemplo:

Estar con personas con quienes no queremos estar realmente. (Nos da pena que estén solitarias o rechazarlas)

No ser honestos con las personas. No ser directos. No decir una cruda verdad. (Por miedo a herir a la persona)

Comprar cosas que realmente no queremos ni necesitamos. (Sentimos pena por el vendedor, pensando que talvez no vendió nada y que si no le compramos va perder su trabajo o se va a morir de hambre)

No despedimos a algun empleado que ha demostrado ser inútil y perjudicial para la empresa a pesar de que ya se le dio varias oportunidades de cambiar. (Pero no. ¿Qué va a pasar con su familia? Él necesita mantenerla, si lo despedimos va a ser una pena. Nos sentiremos culpables)

Nos lamentamos de las desgracias ajenas e injusticias que ocurren en el mundo, imaginamos que las cosas fueran diferentes…pero perdemos el foco principal de vivir la propia vida.

Y muchas estupideces más. ¿Cuáles más se te ocurren a vos?

La pena de sentir pena es que...

…el mundo no va a cambiar con tu sufrimiento. A las personas tampoco vas a ayudarlas con tu profunda pena.

La pena de sentir pena es que te desgastas mental y emocionalmente al pedo.

La pena es que por sentir demasiada pena por cosas ajenas-externas sueles tomar muchas malas decisiones que no benefician a ti ni a nadie.

Hacer que los problemas de otros, sean tus problemas…es una verdadera pena.

Qué pena que por pasártela apenándote por otros, te quedas estancado(a) sin tomar acción para cosas que son más importantes y merecen más atención en tu vida.

Es una pena que por sentir pena andes llevando a tus espaldas cargas ajenas y no te hagas cargo de tu propia vida.

 

* * *

Y sí. Es una pena que el mundo sea como es.

Pero el mundo es como es.

ACÉPTALO.

NO TE INVOLUCRES DEMASIADO EN LOS PROBLEMAS DE OTROS. SI SIENTES MUCHA PENA DEBES COMPRENDER QUE…

...El problema no es el mundo. El problema eres vos.

Prepárate para unas fuertes bofetadas de realidad!

Estar siempre con la atención hacia los problemas, desgracias e injusticias dice mucho más de cómo eres vos que de cómo es el mundo. Cargar con todos los pensamientos y sentimientos externos/ajenos te derrumban y te perturban de manera abrumadora!

Ya sea que sientes pena por lo que le pasan a otras personas de tu entorno o por las cosas que ocurren en el mundo, lo que ese comportamiento dice de vos es que la lástima que sientes por el mundo o por las personas es la misma lástima que sientes por vos mismo(a).

Sentir pena es un sentimiento que anuncia que algo no está funcionando muy bien dentro de vos y que tienes mucha debilidad. Asimismo, la impotencia es síntoma de una carencia interna que exteriorizas en los demás.

Piensas que todos son pobres y desafortunados, pero en realidad estás proyectando en los demás lo fría, vacía y pobre que es tu vida. (porque ciertamente la verdadera pobreza es pensar que todos los demás son pobres)

Pero no sólo eso. (se vienen más bofetadas!)

El sentimiento de pena también viene frecuentemente acompañado de un sentimiento de culpa. Por ejemplo, si un día te sientes bien y ves a alguien que está sufriendo por algo, eso puede despertar en vos un sentimiento de culpa por estar bien cuando la otra no lo está. De esa manera inmediatamente empiezas a sentir pena, cambia tu humor y sientes el mismo sufrimiento que la otra persona. De cierta forma te pones a cargar sus problemas. Hacerlos tuyos.

Y aún hay más. (ayayay)

Detrás del sentimiento de pena también se esconde el sentimiento o creencia de que las demás personas no pueden hacer nada por sí solas, que no son capaces de sacar adelante sus problemas y que necesitan urgentemente de ti para salvarles. Eso te hace creer que eres muy importante para las demás personas, pero no es así. Lo que en realidad sucede es que esa forma de pensar y obrar crea una dependencia a ti (que sientes pena y necesitas ayudar) y al otro (que causa pena y quiere ser ayudado). Pero más allá de que la ayuda sea o no efectiva, no quieres ayudarlo para para verlo crecer, superar sus problemas e independizarse, sino para que te sientas importante y llenes de alguna manera el hueco que deja tu baja autoestima. En una relación co-dependiente de este tipo, inconscientemente, ambas partes se sabotean el crecimiento mutuamente. (te necesito, me necesitas…no nos dejemos) Ufff.

Ni te digo más.

En definitiva, sentir pena por los demás es un señal de debilidad, mediocridad, falta de coraje, baja autoestima y pobreza mental. Además muestra que estás enfocándote en todo lo malo del mundo en lugar de enfocarte en tu propia vida y las cosas buenas que puedes hacer de ella.

 

¿CÓMO PUEDES DEJAR DE SENTIR PENA?

Acepta al mundo como es.

El mundo es como es.

No hay nada que puedas hacer para cambiarlo.

ACEPTALO.

“La aceptación es hacer las paces con la realidad” -Rafael Vidac.

(y aunque suene raro) Así como es el mundo, es perfecto.

En el orden perfecto e inteligente de la naturaleza, TODO SUCEDE POR UNA CAUSA. NO EXISTEN CAUSAS JUSTAS O INJUSTAS, SOLO SON CAUSAS. EN ESTE LOCO MUNDO TODO ES JUSTO Y PERFECTO. Todo pasa porque tiene que pasar.

Todos en el mundo tenemos problemas en justa medida y en su gran mayoría, por el libre albedrío que tenemos. Todos van por la vida dentro de sus posibilidades (mientras otros se dejan comer por la vida). Todos tienen lo que se merecen en su momento. Todos reciben lo que dan. Todos viven lo que les tocó vivir. Todos van a lo suyo.

Ese es el mundo.

ACEPTALO.

Dejar a las personas seguir con su proceso.  

Sentir pena por las personas no te beneficia a vos, ni mucho menos a ellas.

Al hacerlo, estamos subestimando la grandeza y capacidad para recuperarse y sobrellevar las problemas que tienen todas las personas. Absolutamente todas las personas, sea cual sea el problema que tengan, pueden levantarse, rehacerse y seguir adelante; no necesitan que nos compadezcamos de ellas.

Las personas tienen lo que se merecen o necesitan en su momento.

Veamos cómo se aplica esto dentro de los ejemplos mencionados al principio.

No tienes que estar con personas con quienes no queremos estar realmente. Que se den cuenta de la actitud pelotuda que tienen que repelen a las personas. O si quieres ayudarles…dile la verdad de frente.

No sientas pena por no comprar cosas que realmente no quieres. El vendedor sabrá sobrellevar el rechazo y encontrar otros clientes. Asimismo si despides al empleado inútil de tu empresa, se dará cuenta lo pelotudo que se portó, aprenderá  la lección y se pondrá manos a la obra para buscar un nuevo trabajo y no volver a cometer el mismo error.

Al sentir pena, muestras debilidad... y las personas que están pasando dificultades no necesitan nuestra debilidad. Lo que necesitan es fortaleza y seguridad. De la misma manera si hay personas que a propósito quieren provocar pena, con quejas, lamentos y demás mariconadas; tampoco muestras debilidad compadeciéndote de ellas y cumpliéndoles sus caprichos.

Nuestra sociedad nos ha malacostumbrado a sentir pena de todo y de nada. Cuando sientes pena por un ser querido que atraviesa un mal momento, eso en lugar de ayudar da más importancia al problema y tiende a agravarlo. Cuando entendemos que la crisis por la cual atraviesa nuestro ser querido es parte natural de la vida y que va a fortalecerlo y ayudarlo en su proceso, nos liberamos de esa preocupación y confiamos en que se mejorará en su momento. De esa manera ya no sentimos pena alguna y damos un buen ejemplo transmitiendo fortaleza y confianza.

CUANDO PUEDAS AYUDAR…HAZLO! Sin involucrarte demasiado. Sin crear dependencia.

“Todo cambio empieza por uno mismo .. si no sabes te enseño, si no puedes te ayudo pero si no quieres NADA PUEDO HACER POR TI”

Si quieres y puedes ayudar a una persona¡ayúdala! Pero no te frustres sicon tu ayuda la persona no responde como esperabas. Simplemente no puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. Por muy buenas que sean tus intenciones de ayudar a alguien. Una persona sólo puede cambiar y superar sus problemas cuando ella misma se lo propone de verdad. Por más que te esfuerces demasiado en querer ayudarla no vas a lograr nada si es que no nace de ella querer salir de su situación. No podemos estar tratando de ayudar a todos. Ayudemos a los que podamos en la medida de nuestras posibilidades, más nunca al extremo de involucrarse demasiado y cargarles sus problemas. En ese sentido, no sirve de nada apenarse y esforzarse en ayudar. Mejor es que la persona siga su camino y ocuparse de uno mismo.

Ser y dejar ser

Aunque suene cruel, ello no significa que no dejes de sentir compasión o empatía, que son cosas totalmente distintas a sentir pena.

La compasión no trae consigo ningún sentimiento de culpa, tristeza, impotencia, dependencia o el pensamiento de que las personas no son capaces de superar las dificultades por las que atraviesan.  Al ser compasivo reconoces el sufrimiento de otra persona pero tomando distancia y no sufriendo junto con ella porque entendemos que todo lo que le pasa es parte de su aprendizaje y que ella tiene la capacidad para superarlo. De esa manera no despreocupamos sabiendo que todo irá bien.

Ayudar es enseñar a pescar…no dar el pescado.


Si ofreces ayuda basada en la compasión, esta será más sana que cuando ayudas desde lanecesidad de sentirte importante para la persona. La peor cosa para el protegido es el protector. Si ayudas así, solo crearás una dependencia mutua e impedirás que ambos crezcan.

Así que si finalmente decides no ayudar (o no tienes una manera en qué puedas hacerlo). Todo bien. Acepta que es parte de su proceso. Deséale que le vaya bien.

Y…

…Hazte cargo de tu propia vida…DE UNA PUTA VEZ!

Crees que sintiendo pena y queriendo ayudar a las demás personas, vas a lograr una diferencia. Pero en realidad te refugias en los otros creyendo estar ayudando para no hacerte cargo de lo más importante que es tu propia vida. Le tienes miedo a darle la cara a resolver tus propios pedos y prefieres “ayudar” muy mariconamente a resolver a los otros con sus pedos.   Por andar oliendo pedos ajenos vas a quedar totalmente embarrado(a) en la mierda. ¡CUIDADO!

 

¿Acaso no tienes cosas por hacer?

¿Acaso no tienes deseos que cumplir?

¿Acaso no tienes vida propia?

Pues si andas desperdiciando tu tiempo girando alrededor de otras personas y sintiendo lástima de todo lo que ocurre en el mundo…claramente no tienes vida.

“Hay que tener el coraje de ser el protagonista de nuestra vida. Porque si se cede el protagonismo, no hay película.”

A la mierda las personas (sanamente hablando). Vos eres un personaje secundario, terciario, extra o hasta un simple árbol en la vida de otra persona. ¿Crees que andan preocupándose por vos tanto como vos lo haces?  De la misma manera, todas las demás personas son personajes secundarios en tu vida.

 

A la mierda el mundo (también sanamente). A la mierda todas las injusticias, desgracias, sufrimientos y males ajenos. Es una mierda que el mundo tenga esas cosas jodidas, pero ni modo. No hay nada que se pueda hacer. El mundo es así y todo pasa porque tiene que pasar y por razones que nunca sabremos. NO puedes desperdiciar tu vida sintiendo pena por las personas, fantaseando con que el mundo fuera diferente.

No puedes cambiar el mundo, pero sí puedes hacer una diferencia en el pedazo de mundo en el que te tocó vivir…pero empezando por vos mismo(a). Haciéndote cargo de tu vida! Siendo el centro de tu mundo.

Crea tu propio mundo.

 

El mundo no es el mundo. Sino es como haces el mundo. No dejes que el mundo te cree ni te condicione, al contrario, vos crea tu propio mundo y vive siendo el centro de él.

Por mucho que nos guste o no nos guste, cada uno de nosotros es el centro del mundo en el que vive.

Pensar de esa forma es individualista. Sí.

Egocéntrica. Puede ser.

Pero ante todo muy saludable.

* * *

No puedes cambiar el mundo, pero sí puedes hacer una diferencia en el pedazo de mundo en el que te tocó vivir…pero empezando por vos mismo(a). Haciéndote cargo de tu vida! Siendo el centro de tu mundo.

Aceptación y manejo de la REALIDAD: “Lo que tengo es lo que hay.”

Amóldate a tu realidad, acepta lo que no puedes cambiar...  y enfócate en lo que sí puedes cambiar.

Ciertamente hay cosas injustas y tristes en el mundo. Si alguna está dentro de tu alcance para hacer alguna diferencia…HAZ LA DIFERENCIA! Pero aparte de eso no andes pensando en cómo podrías erradicar guerras, enfermedades, pobreza, evitar muertes, accidentes. Es demasiado abrumador y vas a trastornar tu salud mental innecesariamente. Asimismo vivir no será posible para vos si andas pensando que en cada esquina que vayas algo malo te va pasar. En lugar de hacer de la paranoia y el pánico tu pan de cada día, resulta más saludable ser agradecido(a) por la vida que te tocó, y vivir de manera tranquila haciendo lo que sientes que debes hacer.

En fin.

Todo en esta vida tiene su porqué. No permitas que la lástima se apodere de vos.

Acepta el mundo.

Haz tu mundo.

Sé el centro del mundo.

Ve a lo tuyo.


(nota: he añadido esta parte al post original. Es lo que me dijeron unas personas cuando he compartido esta filosofía de vivir sin sentir pena.)

“NO PUEDO DEJAR DE APENARME. NO PUEDO SER INDIFERENTE A LAS DEMAS PERSONAS. Dices todo eso por qué te toco vivir una buena vida…si hubieses estado en otra situación pensarías diferente.”

Sí. ¿Y qué? Seguramente pensaría diferente, no estaría escribiendo esto y estaría luchando,  buscándome la vida de otra manera o dejándome morir. Quién sabe.

Pero no es así y nunca lo será. Vivo lo que me tocó vivir y no puedo tampoco pasármela imaginando lo que hubiera sido de mi si mi vida fuera otra vida. Si paso mucho tiempo imaginando eso, estaría cometiendo el error de pensar “si el mundo fuera así…” o “si las personas hicieran esto” y definitivamente ese no es mi estilo! ACEPTO MI REALIDAD COMO ES. VIVO DE ACUERDO A ELLA CON TODAS SUS VENTAJAS Y LIMITANTES Y VOY POR AQUELLO QUE ESTÁ DENTRO DE MIS POSIBILIDADES REALES. Así que si sigues con ese tipo de pensamientos muy de víctima sufrida…tienes que seriamente dejarte de cagadas y también aceptar la realidad de las cosas.

Si veo a alguien pobre en la calle no siento pena o lástima por esa persona...Es algo que le tocó vivir. ¿Por qué? NO lo sé y no me importa mucho. Podemos meternos a explicar las injusticias del sistema económico actual o a irnos a cosas más esotéricas (cuestiones de vidas pasadas y noseque) que realmente no entiendo. En fin. Es lo que es. La pobreza no necesariamente es monetaria... a veces la pobreza es pensar que los demás son pobres. A esa personas pobre si puedo le daré alguna moneda o regalaré ropa. Pero no voy a dejar que el sentimiento de pena me invada y quiera hacerlo siempre…porque ahí ya no estaría ayudando. Voy a estar malacostumbrando a esa persona a recibir lo que le de. SI tuviera que ayudarle realmente sería enseñándole a ganarse las cosas, a salir adelante, que aprenda a sobrevivir en este mundo. Pero tengo otras prioridades y tampoco puedo hacer eso. Si otra persona siente que quiere darle esa ayuda real, que lo haga. 

Una persona pobre no necesariamente vive una mala situación. Los niños de la calle de la calle no necesariamente son pobres o tienen malas vidas... Ellos viven sus realidades, y ni están enterados que estás vos ahí sintiendo lástima por ellos. Y de todos esos niños hay quienes saldrán adelante por sus propios medios y otros sucumbirán a la mala vida, drogas, delincuencia y demás cosas jodidas. En cualquier caso ha sido una elección propia.

* * *

De la misma manera no siento pena por desgracias ajenas, enfermedades jodidas y demás cosas difíciles de entender. Comprendo que son cosas que tienen su razón de ser y ocurren porque tienen que ocurrir.

* * *

Pero una cosa es cierta. Si me hubiese tocado “vivir otra vida diferente” a la mía actual, en una situación considerada “desfavorable”,  como ya dije, estaría viviendo lo que me toca y no andaría sintiendo pena por la gente. Es más. Probablemente en mi mente ni existiría la noción de “pena”, “injusticia”, y demás cosas. Probablemente ni me enteraría que existe gente sintiendo pena por mí y por otras personas en situación similar. EN FIN. NO SÉ. Es una de las posibilidades que llego a imaginar…

…Podrían haber más. Muchísimas. Infinitas posibilidades.

Tantas, que hasta puede ser perturbador. Mi mente colapsaría con tanta actividad.

Entonces ¿Para qué imaginar posibilidades de lo que hubieran sido otras vidas, teniendo ya una vida por vivir?

ACEPTAR LA REALIDAD DE LAS COSAS!

La vida sigue, cada uno yendo a lo suyo, dentro de lo que le tocó vivir…mientras vos estás ahí triste, poniéndote el mundo encima, e imaginando si las cosas hubieran sido diferentes…¡Qué desperdicio de vida!

RESUMEN EN UN PAR DE LINEAS...

Sentir pena es desperdiciar energía mental y emocional.

Sentir pena por los problemas de las personal y males del mundo es desperdiciar tu vida.

Usa esa energía para vivir tu vida y hacer algo bueno de ella.

Acepta al mundo como es.

Deja a las personas seguir con su proceso. Todos tenemos problemas (desafios) en justa medida y de acuerdo a lo que necesitamos aprender en un momento dado. Todos tenemos la capacidad de sobrellevar los problemas.

Hazte cargo de tu propia vida. Vive y deja vivir.

Ayuda solo cuando de verdad quieras y puedas ayudar. No te frustres si tu ayuda no ayuda. No puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. Las personas solo pueden salir adelante cuando de verdad quieren.

La vida no pudo de ser de otra manera. Lo que tenemos es lo que hay.


¿NECESITAS AYUDA? Ya sabes que sentir pena es dañino pero te cuesta deshacerte de ese hábito?

La LOCURA. lo cura te ofrece el servicio de lavado cerebral. Abriendo tu mente, estrujándola y usando varias herramientas de coaching, psicología y ARTETERAPIA, podemos hacer una gran limpieza emocional y dehacernos de las causas más profundas que pueden estar alimentando tus sentimientos de pena, culpa y sufrimiento.

Es probable que esos sentimientos de tristeza, pena, culpa e impotencia tengan su origen en eventos traumáticos tuyos o de tu familia.

Una vez liberado de esas cargas emocionales podrás recién CAGARTE sanamente en el mundo y encontrar tu propio centro, enfocarte en lo tuyo y dejarte de cagadas sin sentir culpa alguna.

¿Te interesa? Deja que abramos tu mente…Prueba el lavado cerebral! Prueba los quitaculpas! Liberate de todas aquellas cosas que te joden, agobian, paralizan, apenan. Nunca más sientas pena ajena por nada ni por nadie! y NUNCA MÁS DESPERDICIES TU VIDA!

Haz ►•► click acá y RESERVA TU LLAMADA GRATUITA Y VE CÓMO EL LAVADO CEREBRAL PUEDE AYUDARTE CON ESTO!



ME GUSTA LA LOCURA!


QUE NO TE DE PENA COMENTAR!

¿Qué opinas sobre sentir pena? ¿Sientes mucha pena por los problemas de las personas y los males del mundo? ¿Te cagas sana y olimpicamente en el mundo y te haces cargo de tu vida? Cuentanos lo que tengas que decir sobre este tema. ;)

 

 

 

 

photo credit: Dan via photopin (license)
photo credit: Max Caulfield via photopin (license)

14 Comments

Pregunta a La LOCURA: ¿ES POSIBLE REPROGRAMAR NUESTRA MENTE DE TODO LO QUE SE NOS PROGRAMÓ DE NIÑOS? (claro que sí)

1 Comment

Pregunta a La LOCURA: ¿ES POSIBLE REPROGRAMAR NUESTRA MENTE DE TODO LO QUE SE NOS PROGRAMÓ DE NIÑOS? (claro que sí)

Brain Wired Information
Brain Wired Information

 ...SEGURAMENTE Y FACILMENTE

Ciertamente hemos sido condicionados y programadosmentalmente desde nuestra infancia… para bien o para mal. Pero afortunadamente se puede reprogramar...TODO.

Para ello, necesitas consciencia de tu programación actual, identificar esas creencias, pensamientos recurrentes que gobiernan tu vida... y cambiar el chip mental.) Los pensamientos y creencias configuran nuestra realidad…la realidad no nos configura. Lo hace a un inicio (estando dormidos) pero tenemos capacidad de hacerlo al revés. (ya estando locos y despiertos)

Este post ha nacido gracias a una pregunta recibida de SEBASTIAN en el inbox de nuestra página de facebook. Sebas quería saber si todo lo que creemos hoy en día en producto de la crianza que hemos recibido de niños. Absolutamente, y amplié más en un interesante analisis: Somos programados pero somos REPROGRAMABLES.

Mi respuesta:

* * * * * * * * * * * * * *

PROGRAMADOS DESDE QUE HEMOS SIDO INSTALADOS...EN ESTE MUNDO

Y en el sistema.

Definitivamente, Sebas.

Gran parte de nuestros pensamientos y forma de ver la vida han sido instalados en nuestros cerebros desde el momento que hemos llegado al mundo e incluso desde tiempos muy remotos de nuestra existencia…

Con “llegar al mundo” no me refiero exactamente al momento en que hemos salido de la barriga de mami. Te sorprenderás al saber que nuestra mentalidad ya se ha ido configurando incluso en la vida pre-natal (ahí se está en un mundo, luego pasamos a otro y a otro ¿Cuándo realmente hemos “llegado” al mundo?). Los bebés son seres tan perceptivos, tan sensibles que incluso gestándose dentro de la barriga ya saben lo que anda ocurriendo allá afuera. O sea que no solo van gestando su cuerpo sino también su mente y eso de cierta manera va a condicionar su vida en el mundo de afuera ¿Qué ocurría allá afuera mientras te gestabas dentro de la barriga de tu mami? ¿Hubo guerra? O ¿Fue todo pacífico? Conocer esas respuestas te darán pistas sobre cómo y por qué eres como eres y piensas como piensas hoy en día.

Pero bueno, la vida pre-natal es otro tema aparte que merece su propio análisis. También existen otros factores, entre ellos biológicos como la programación del ADN y el registro celular de nuestra especie que también nos condicionan a actuar y pensar como humanos.

Volviendo a lo que íbamos.

Ya expulsados de la cómoda panza de mami, hemos recibido DEL MUNDO todo tipo de estímulos: Visuales, auditivos, táctiles, olfativos, y gustativos. Todos estos estímulos segundo a segundo, minuto a minuto, día a día han ido moldeando nuestro pensar y por tanto moldeando también nuestra realidad.

Pero esta nuestra realidad no sólo se ha ido moldeando a través de lo percibido con los sentidos, sino también a través de las EXPERIENCIAS vividas.

A ver bebito,

En algún momento de esos seguramente te pusieron en brazos de una persona extraña, con un olor distinto, y otro tono de voz que no conocías. ¿Qué pasó? Empezaste a llorar mucho por estar con algo percibido como “NO SEGURO”. Luego te regresaron a los brazos de esa mujer que te da la teta de la cual sale el líquido que alimenta y te tranquilizaste de nuevo.

Conclusión que sacaste de esa experiencia: “Esa mujer que me da la teta y me alimenta es un lugar seguro para estar”. ¿Lo ves? Desde muy pequeños ya dijimos ¡VIVAN LAS TETAS! y lo grabamos bien en nuestras mentes.

Si analizamos lo antes descrito con cuidado, esas experiencias han venido acompañadas de EMOCIONES fuertes. Ese detalle es muy importante a tomar en cuenta por una razón simple. Una experiencia acompañada de una emoción fuerte va a quedar grabada en la mente con mayor facilidad y profundidad que una experiencia donde no se produjo ninguna emoción. Entonces si se tuvo una experiencia desagradable acompañada de una emoción fuerte (en la situación descrita: llanto, desesperación, angustia), el individuo tratará de evitar alguna situación similar en el futuro para no sentir eso de nuevo. En cambio si se tuvo una experiencia agradable con emociones placenteras, el individuo buscará vivir más cosas similares.

En estados mentales donde hay emociones intensas de por medio, la persona asociará a los objetos, personas, sonidos, símbolos o sensaciones físicas con una emoción y una imagen mental con un valor asignado (bueno, hermoso, feo, malo, lo que fuere). Es de esta manera que se anclarán en la mente sentimientos, opiniones y formas de pensar que condicionarán su actuar posteriormente en las diferentes situaciones que se vaya a enfrentar.

Así a través de diferentes estímulos y experiencias, se van grabando en la mente lineamientos, afirmaciones o conclusiones que van configurando nuestra realidad y gobernando nuestra vida, llevándonos siempre a lo seguro y evitando lo desagradable. A medida que fuimos creciendo los estímulos a nuestros sentidos no pararon de llegar. Tampoco hemos dejado de vivir diferentes experiencias. Alguna ya con sensaciones físicas fuertes que también producen un anclaje mental profundo.

Ejemplos.

Estabas caminando por la calle y te mordió un perro. (¡Qué dolor! No puedo parar de llorar… sensación: dolor + emoción: llanto + objeto: perro = “Odio y temo a los perros” Ahí tienes una creencia anclada a tu mente y en el futuro evitarás todo contacto con los perros.

Te portaste mal, no obedeciste y te dieron tus padres una golpiza tremenda. (Noooo mierda ¡Paren Por Favor! Sensación: dolor + emoción: llanto y miedo + objeto: tus padres dándote la golpiza = “Debo portarme bien y obedecer a mis padres para no recibir tremendas golpizas”. Ahí va. Otra creencia anclada. Vas a obedecer, respetar (y hasta temer) a tus padres para no tener en el futuro otras doloras golpizas.

Te gustó una chica. Te acercaste a ella a hablarle. Te rechazó. Tus amigos se burlaron. Te sentiste mal. (jajajajaja ¡Qué tonto! ¡Qué ridículo! ¡Le rechazó! Emoción: vergüenza, humillación + objeto: mujer que te rechazó = “Tengo miedo acercarme a hablar con mujeres”. Con esa creencia en situaciones futuras donde haya mujeres que te atraen, evitarás acercarte con tal de no caer en vergüenza y humillación pública otra vez.

Y así uno ha ido viviendo otras experiencias más. Unas agradables, no tanto. ¿Qué te pasó? ¿Cómo te sentiste en cada situación? ¿Qué conclusiones sacaste? Lo que sea que hayas concluido y grabado en tu mente…pasó a ser tu realidad. Estas cosas han quedado instaladas en tu sistema nervioso y sistema de creencias y condicionan tu obrar y pensar.

Y lo más sorprendente es que tu obrar y pensar se volvieron impulsos inconscientes que accionaban y reaccionaban de manera predeterminada en las diferentes situaciones.

Es como funcionar en automático.

¿Y QUÉ ME DICES DE LA EDUCACIÓN QUE RECIBIMOS?

educacion.jpg

Todo lo que se nos inculca desde pequeños ya sea en nuestra familia o en el colegio también nos condiciona y programa de cierta forma.

Imagínate cómo era en la educación de antes en donde los padres golpeaban más a los hijos y la violencia era permitida en los colegios.

Uff…Muchas emociones por ahí que de seguro instalaron reglas rígidas a los pobres niños.

No podemos negar que la mente en los años de infancia es mucho más moldeable.

De niños se “nos educa” y se nos dice qué hacer y qué no hacer. La mayor parte de las veces sin que nosotros mismos lo experimentemos y saquemos nuestras propias conclusiones. ¡No nos dejan!

"¿Por qué?

Porque sí…porque así es como lo hacen todos y así debe hacerse.

¿Por qué?

Porque sí…

¿Por qué debo (o no debo) hacer eso?

Porque sí…porque así es como lo hacen todos y así debe hacerse. Porque es lo normal. ¡NO SEAS ANORMAL!"

¿Les suena familiar?

El estilo de educación varia de familia a familia. Otros no tuvieron familia (o tuvieron una familia diferente a la biológica con un estilo de educación distinto) y la vida y las experiencias han sido los principales maestros y condicionaron su visión de mundo.

La educación no solo son palabras sino ejemplos. El ejemplo de los o las personas cercanas a nuestro entorno también moldean nuestro pensar y actuar.

Acá se me viene a la mente la tesis de la “impronta” del biólogo zoologista austriaco Konrad Lorenz. Él decía que "La impronta es un proceso biológico de aprendizaje, por el cual las crías se identifican con los adultos de su especie y aprenden de ellos, mediante observación e imitación, los distintos métodos de supervivencia”Lorenz estudió a las aves y se dio cuenta que las crías de los gansos al nacer y romper sus cascarones, comenzaban a seguir a su madre. De esta manera creaban un vínculo importante que ayudaba a la madre a protegerlos y a entrenarlos. Lorenz denominó a esa etapa como “periodo crítico”, en el cual los polluelos muestran un fuerte apego o lazo con sus madres.

Lorenz asimismo descubrió que los polluelos que quedaban huérfanos, empezaban a seguir al primer ser que veían a su lado. En ese caso los gansos recién nacidos vieron al científico como su “mamá gansa” y empezaron a seguirlo a todas partes y se creaba ese apego.

Los gansos (y otras especies) nacen con una "disposición" a considerar "madre" al animal, persona, u objeto que se mueva de un modo concreto y a una determinada distancia. Esta "programación genética" desenlaza una serie de comportamientos que favorecen la protección de las crías al amparo de sus progenitores.

Si bien se dice que no existe la impronta en los humanos de la misma manera que existe en los animales porque no se cuentan con pruebas contundente de que exista un período crítico para que se establezca este vínculo en los seres humanos, la tesis de Lorenz me sirvió para destacar a la presencia de una persona cercana y a su “EJEMPLO” que da como una forma de condicionar la mente de un individuo.

Albert Einstein decía que dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.

¡Qué cierto!

Los ejemplos corrigen, enseñan y programan mucho mejor que los sermones o palabras.

Además muchos estudios antes han revelado que “la gente ve y oye realmente mucho más de lo que conscientemente sabe que ve y oye, así como lo viste y oído sin saberlo queda registrado en el subconsciente y puede influir en su pensar, sentir, y obrar conscientes.” Los ejemplos son determinantes en este aspecto.

En fin.

Buenas o malas experiencias…Buena o mala educación…Buenos o malos ejemplos…

Esas cosas nos han moldeado. Y por consiguiente nuestra realidad es producto de esos moldes mentales que hemos adoptado. 

“No vemos la realidad como es. Vemos la realidad como somos.”

“Realidad es aquello que tomamos por cierto. Lo que tomamos por cierto es aquello en que creemos. Nuestras creencias se basan en nuestras percepciones. Lo que percibimos depende de lo que tratamos de ver. Lo que tratamos de ver depende de lo que pensamos. Lo que pensamos depende de lo que percibimos. Lo que percibimos depende de lo que creemos. Lo que creemos determina,  a su vez, lo que tomamos por verdad. Y lo que tomamos por verdad es nuestra realidad” Gary Zukav

Lamentablemente la educación y los ejemplos recibidos en muchos casos ha sido para mal. Por querer “educar” bien muchas veces se han generado actitudes sobreprotectoras en unos casos que no han hecho más que mermar la confianza y estima del individuo al percibir una incapacidad de poder hacer las cosas solo. En otros casos se generaron actitudes autodestructivas. Y así tenemos otras combinaciones de trastornos y desordenes en el pensar y en los comportamientos. Ya lo dije de familia en familia varían los casos, dependiendo de la “buena” o “mala” educación.

En algunos pocos casos las mentes de los individuos han recibido buena educación, en el sentido de que en el proceso no se ha caído en ninguna actitud excesivamente protectora o dañina. Además han permitido que el individuo con su curiosidad experimente la realidad desde su perspectiva y saque sus propias conclusiones. Al no limitar su curiosidad y deseos de exploración y no dejar que se contentantase solo con lo que le decían, el sujeto en cuestión ha desarrollado una confianza en sus capacidades, una actitud de cuestionarse todo y una imagen de sí mismo positiva. De esa manera es que las mentes de estas personas se han programado para sobresalir, hacer fácil lo difícil, desarrollar una maestría y talento natural en cualquier actividad, y sobretodo han aprendido a no ponerse trabas en su propio camino. Individuos así son más propensos a ser exitosos.

Es importante acá destacar otro factor en el condicionamiento mental.

Independientemente de la enseñanza “buena” o “mala” (mejor digamos adecuada y no adecuada) de la familia o del sistema educativo, no debemos olvidar las diferencias genéticas, de personalidad, actitud y aptitud entre un individuo y otro que los hacen únicos. Varias personas pueden tener una misma experiencia pero la forma en que reaccionen frente a ella y lo que vayan a grabar en sus mentes de forma concluyente va a variar.Por eso es que no podemos decir que todos van a programarse de la misma manera con los mismos estímulos, experiencias y enseñanzas. La diversidad siempre está presente en todos los seres y vivos y en todos aspectos de la vida.

En el desarrollo evolutivo de las especies, la naturaleza siempre se ha esmerado en que cada individuo sea distinto. Cada uno de nosotros es único. Sin embargo la ciencia y la educación y cualquier otro acto “no natural” ha causado una reducción de la diversidad y multiplicidad a la unidad y uniformidad en gran parte de la población para que todos se adapten al sistema vigente y no se cause ningún tipo de desorden que atente contra su estabilidad.

A pesar de las diferencias únicas de cada individuo y su abordaje único a la realidad con una programación única, aun así las influencias externas en muchos casos (presión familiar o social) terminan suprimiendo o escondiendo (consciente o inconscientemente) a la individualidad.

“Genéticamente, cada ser humano es único y, en mucho aspectos, diferente de otro ser humano cualquiera (…) En la vida real, no existe eso que se llama el hombre medio. Sólo existen hombres, mujeres y niños particulares, cada uno de ellos con sus idiosincrasias natas de mente y de cuerpo, y todos ellos dedicados (u obligados) a comprimir sus diversidades biológicas en la uniformidad de tal o cual molde cultural”, lo dijo Aldous Huxley en su libro “Visita a un mundo feliz”.

Podríamos considerar como inadecuado al sistema educativo actual y a la sobreprotección o toxicidad del seno familiar por la instalación de un software caduco en las mentes de los individuos. En gran mayoría de los casos, se los condiciona para jugar en desventaja en la carrera por la vida. En lugar de desarrollar y destapar las potencialidades, limitan e inhiben al individuo gracias a la mencionada programación mental no adecuada.

Esto puede sonar desastroso. Sí que sí.

Talvez hasta estás llorando y echándole la culpa a tus padres y a la sociedad por haberte instalado esos límites mentales y complejos que tienes...

Pero no es nada desastroso.

TODO ES REPROGRAMABLE

no eres responsable de la programación recibida en tu infancia sin embargo como un adulto eres cien por ciento responsable de arreglarlo
no eres responsable de la programación recibida en tu infancia sin embargo como un adulto eres cien por ciento responsable de arreglarlo

¿Eres feliz así cómo estás? ¿Así con tu programación actual?Talvez estás muy bien así y no quisieras cambiar nada. (ya sea porque todo marcha perfecto o porque no te das cuenta de las taras mentales que gobiernan tu vida)

Muchas veces quien ha sido sometido y condicionado bajo una programación no adecuada no sabe de que ha sido sometido y condicionado de manera inadecuada. Los muros de su prisión (de cristal) son invisibles. Se cree libre. Se cree normal. Todo anda “bien”. Piensa que es único y diferente al resto, sin embargo está funcionando en modo automático como el resto, gobernado por una programación inadecuada.

Ser normal es totalmente anormal. El psicólogo Erich Fromm (citado por Aldous Huxley en “una visita a un mundo feliz”) describió esta anormalidad de forma espléndida:

“Donde cabe hallar a las victimas incurables de la enfermedad mental es entre quienes parecen los más normales. “Muchos de ellos son normales porque se han ajustado muy bien al modo de existencia predominante porque su voz humana ha sido acallada a edad tan temprana de sus vidas que ya ni siquiera luchan, padecen o tienen síntomas, en contraste con lo que al neurótico sucede. Son normales, no en lo que podría llamarse el sentido absoluto de la palabra, sino únicamente en relación con una sociedad profundamente anormal. Su perfecta adaptación a esa sociedad anormal es una medida de la enfermedad mental que padecen. Estas millones de personas anormalmente normales, que viven sin quejarse en una sociedad a la que, si fueran seres humanos cabales, no deberían estar adaptados, todavía acarician la “ilusión de la individualidad”, pero de hecho han quedado en gran medida des individualizados. Su conformidad está derivando hacia algo que se parece a la uniformidad. Pero uniformidad y libertad son incompatibles. Uniformidad y salud mental son incompatibles también. El hombre no está hecho para ser un autómata y, si se convierte en tal, la base de la salud mental queda destruida.”

¿Eres anormalmente normal?

O al contrario del que cree que todo está “normal”, ¿percibes que hay algo raro? Algo que medio que no te cuadra. Te haces muchas preguntas. Hay algo que no te convence mucho de la realidad que vives y de lo que te hablan y estás en busca de otras respuestas.Pocos pero locos se hacen esos cuestionamientos de la realidad.Y es que ser loco es querer algo más de la vida. Es querer ir más allá de lo que te cuentan. Es desafiar los límites impuestos (o autoimpuestos). Ser loco es ser uno mismo en una sociedad que te dice que seas, pienses, y actúes como todos.

De seguro que alguna vez llevaste tu computadora al técnico para arreglarla y reconfigurarla porque estaba con muchos virus y muchos programas inservibles que hacían que la máquina sea muy lenta, poco efectiva y no funcione adecuadamente en toda su potencialidad.

Lo mismo puedes hacer con tu mente. Puedes ir donde un técnico especializado o puedes vos mismo hacer ese trabajo y desprogramarte de lo anormalmente “normal” y reprogramar un software nuevo, instalar un chip mental más adecuado a tu individualidad y a tus aspiraciones.

TODO ES REPROGRAMABLE!

Puedes reprogramarte y optar por vivir una vida diferente a la que te contaron y a la que te programaron para vivir.

Nos dijeron muchas cosas en nuestra niñez y la mayoría nos las hemos creido como ciertas e inamovibles.

Pero llega el momento en que te tienes preguntar. ¿Es todo esto realmente cierto? ¿Cómo puedo saber que es cierto si no lo he visto ni lo he experimentado por mi cuenta?

“Me gusta más la verdad cuando soy yo quien la descubre que cuando es otro quien me la muestra.”

Nunca dejes de CUESTIONAR ni de ser CURIOSO y con MENTALIDAD CRÍTICA sobre todo lo que ocurre en tu entorno y contigo mismo. Es es el primer paso para el camino a la des y reprogramación.

Pero antes de seguir. Tienes que hacerte la pregunta del millón.¿Eres lo suficientemente consciente y sobretodo VALIENTE para ir en contra de la programación biológica, vivencial, familiar, religiosa, cultural y social?Porque eso es lo que necesitas. Consciencia de tu situación y programación actual. Y valentía (¡coraje!) para modificarla. Es muy seguro que en el proceso te ganes el rechazo de tus pares por hacerlo. TE DIRÁN QUE ESTÁS LOCO.

fuck the world
fuck the world

(Ya te lo dije. Los locos somos más interesantes. Más despiertos. Los locos abren caminos que más tarde recorren los sabios.)Nuevamente te pregunto: ¿Serás consciente de aceptar tus fallas actuales? ¿Tendrás la suficiente valentía para empezar a transitar por el nuevo camino que quieres recorrer? ¿Tendrás la prudencia de tomar las decisiones más adecuadas? ¿Tendrás la paciencia de convivir en un ambiente “normal” y algo hostil contra tus aspiraciones y forma de pensar mientras das tus pasos hacia tu libertad?

Si respondes afirmativamente. Continúa loco.

Te decía…

Debes estar muy atento a tu entorno y también a tus actos y pensamientos.

¿Qué patrones mentales y comportamentales se repiten?

Puede costar a un principio detectarlos. Claro, nos hemos acostumbrado por mucho tiempo a creer que todo lo que hacíamos era normal y que no había ningún problema. Sin saberlo la hemos cagado una y otra vez.

Pero dale. Aprende a observarte. Dentro de poco ya estarás sacando a la luz todo lo que estuvo gobernando tu vida en la oscuridad y cambiarlo.

Consciencia.

He ahí la diferencia. Entre los despiertos y los autómatas.La diferencia entre los que se cuestionan y tratan de cambiar las cosas y los no se cuestionan nada, aceptan todo como viene y no cambian nada.

Consciencia y coraje.

Es que lo que diferencia a los valientes, y rebeldes que quieren cambiar la (su) vida y el (su) mundo…y a los miedosos que van a dejar que el mundo los cambie y condicione sin hacer nada al respecto.

¿Tendrás el coraje de mirarte a ti mismo? ¿De mirar a tus demonios a los ojos y enfrentarlos? O ¿Mirarás hacia un lado y los dejarás hacer lo que quieran?...

La mayoría de las personas están medio dormidas todo el tiempo y pasan por la vida como sonámbulos que obedecen sugestiones o mandamientos de otros. Se programan para ello. La llamada iluminación (o el des tapamiento de la locura como yo le llamo) es estar despierto, alerta, consciente de esa (tu) situación y hacer algo diferente para cambiarla.

Allá afuera vas a leer sobre muchas técnicas y trucos de magia sobre cómo modificar patrones mentales dañinos. Funcionan de maravilla, pero muchas otras complican la cosa cuando en realidad es muy simple.

Es tan simple como detectar el patrón mental repetitivo, ver qué es lo que te dice (en forma de oración) y darle la vuelta creando una oración/afirmación en positivo.

Si estás bien despierto y llegas a desarrollar tu agudeza mental y capacidad de auto observación a la caza de los programas mentales caducos, ya tienes gran parte del camino avanzado. Pero después de detectar el viejo programa y reconfigurarlo con afirmación positiva tienes que empujarte a vivir esas experiencias que has estado evitando para anclar por completo el nuevo programa en tu mente.

Es así. La confianza viene con la experiencia. La experiencia vendrá acompañada de una emoción positiva fuerte porque te producirá mucha satisfacción ver que las cosas no eran como pensabas o como te dijeron que eran.

De esa manera cambiará tu percepción que tenías de las cosas o de esa situación en particular que todo este tiempo evitabas.

Consciencia.Valentía. Coraje.Locura.

Nada más necesitas. Y ya tienes esas cosas. Solo debes alimentarlas. Encenderlas con tu fuego. Tu deseo de querer vivir de manera diferente.

Te invito a que leas “el largo camino de la superación de la estupidez”. Que es una pequeña reflexión sobre el darse cuenta que algo anda mal con la “realidad” y el deseo de querer transitarpor un nuevo camino.

Recuerda.

Todo es reprogramable.

No existe tal cosa como “la realidad”

La realidad la creas vos, y la vives.

no hay más realidad que la que tenemos dentro por eso la mayoria de los seres humans viven tan irrealmente porque creen que las imagenes exteriores son la realidad y no permiten a su mundo interior manifestarse
no hay más realidad que la que tenemos dentro por eso la mayoria de los seres humans viven tan irrealmente porque creen que las imagenes exteriores son la realidad y no permiten a su mundo interior manifestarse

Habitas en TU REALIDAD. Ahí adentro vos eres el jefe. Nadie más.

“Alcanzar el centro, mantenerse en contacto con la realidad de uno mismo, es el más elevado de los estados que un ser humano puede alcanzar.” BRUCE LEE.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *



Bueno. Ya me expresé al respecto. Ahora te toca.

Haz que se encienda el fuego de la sabiduría colectiva de La LOCURA. lo cura y comparte con Sebas tus experiencias en el tema y dale esperanzas para una nueva reconfiguración mental.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

¿Tienes una pregunta? No necesariamente de reprogramación mental. Puede ser de drogas, filosofía, sexo, relaciones, espiritualidad, habilidades sociales, moscas, pollitos o los planetas. Sea lo que sea que te tenga dando vueltas en la cabeza. Escríbelo al inbox o a la sección contacto del blog y te responderé a la brevedad posible (y también la comunidad te dirá lo suyo).

TU IDENTIDAD SE MANTENDRÁ EN SECRETO.

(ver post original y discución en facebookaquí)

 PhotoCredit: 1 via wilmancuellar.

1 Comment

Los maravillosos descubrimientos de reducir la velocidad, "bajarse del mundo" rápido y vivir lento

Comment

Los maravillosos descubrimientos de reducir la velocidad, "bajarse del mundo" rápido y vivir lento

large_10329277613.jpg
velocidad acelerada del mundo
velocidad acelerada del mundo

Vivir lento en un mundo rápido

El mundo gira a 1600 Km/hr (aproximadamente).

Y dentro de él, la vida de sus habitantes va mucho más rápido aún.

Observemos la vida cotidiana y el ritmo de la ciudad...

Autos de aquí y acá yendo hacia allí y allá.

Gente que se despierta rápido (muchos sin haber descansando bien), se cambia de ropa rápido y sale mucho más rápido a cumplir sus deberes del día.

Comer rápido (y encima comida rápida)

Hablar rápido

Pensar rápido

Manejar rápido

Elaborar imágenes mentales (rápidamente una después de otra) sobre el futuro...rápido.

Coger rápido (la epidemia de los rapidines)

Todo rápido.

rápido
rápido

Yo no entendía por qué era yo también parte de ese afán acelerado colectivo. ¿Hacia dónde corremos? ¿Por qué la velocidad? ¿Por qué el apuro?

...Por mucho tiempo estuve caminando rápido, (dentro y fuera de casa), comiendo rápido, hablando rápido, pensando rápido, cogiendo rápido...haciendo TODO rápido, y sin alguna razón coherente.

Un buen día de esos, empecé a sentir una sensación de asfixia en el pecho. Ciertamente no sabía si podía continuar con el ritmo frenético de vida un minuto más. "¿Por qué mierdas voy así de rápido?"

Lo que ocurrió después fue un momento de iluminación: La tensión se redujo, el aire empezó a fluir libremente, mi mente sobrecalentada se refrescó y ante mis ojos se me revelaron detalles de mi entorno nunca antes vistos (o que nunca presté atención)

Hasta ese momento me di cuenta que mi velocidad era innecesaria, pero también era inconsciente porque estaba yendo sin saber por qué o para qué al ritmo frenético del mundo loco.

Bueno el mundo no está loco, la gente del mundo si lo está. El mundo va a su velocidad de 1600 Km/hr (algo así de 500 metros por segundo). Pero es natural, es su forma de ser. Pero el mundo nunca nos dijo que tratemos de igualar su velocidad. Nosotros mismos nos hemos autoimpuesto una alta velocidad de vida sin descanso que no es natural. No tenemos por qué hacer algo tan innatural. No tengo yo porqué ir a ese ritmo.

Mi nuevo descubrimiento me llevó a querer compartirlo con el mundo entero:

"No gracias, sino se caen" Me dijo el Planeta mismo.

"No tengo tiempo", me dijeron las personas.

“…”, Otras directamente me ignoraron.

Vivir lento en un mundo rápido
Vivir lento en un mundo rápido

Quise tratar de encontrar el cable del mundo para poder desconectarlo y ver si así se reducía la velocidad del mundo y sus habitantes. Como nunca lo encontré, decidí nomás yo llevar mi descubrimiento conmigo y "bajarme del mundo".

El mundo continuó con lo suyo, y la gente también con su incesante ritmo de vida acelerado.

Yo en cambio, me bajé, me detuve, me tomé un respiro y observé todo. "Parecen máquinas", pensé.

De esa manera empecé una vida mucho menos acelerada pero mucho más disfrutable. Cualquiera que quisiese acompañarme y experimentar la vida lenta era bienvenido, sólo debía desacelerarse y bajarse del mundo.

En el mundo lento todo era más agradable, más brillante, más fluido, y me pude dar cuenta de cosas de mí y mi entorno que nunca antes había notado.

En el mundo lento me encontré con personas mucho más tranquilas, felices, interesantes, divertidas y creativas. Me dieron la bienvenida y algo que me dijeron sobre el mundo rápido que dejé atrás es que "Nadie sabe por qué va tan rápido, unos te dicen que van a algún lado. Pero ese lugar a donde todo el mundo corre, no existe. Existe solamente en sus mentes. Cuando se dan cuenta de que no existe, para muchos ya es demasiado tarde. Bien que te diste cuenta a tiempo"

Además de tranquilas, felices, interesantes, divertidas y creativas, estas personas son muy inteligentes; No en el sentido de poseer más o menos conocimientos ni coeficiente intelectual, sino en el sentido de saber administrar sus esfuerzos (y su velocidad). Hacer lo que se tenga que hacer cuando se deba hacer. No más no menos.

Definitivamente bajar la velocidad fue mágico y reconfortante. La sensación de asfixia se fue y puedo disfrutar de lo que tengo y del entorno de formas en que no lo había hecho antes.

Hasta puedo descansar mejor, porque antes hasta dormir era acelerado para mí. ¿Realmente eso era descanso?

* * * * * * * * * * * * * * * * * * 

hqdefault
hqdefault

Con la nueva vida en el mundo lento, va todo bien. No me volví un vago relajado sino que ahora puedo reducir o acelerar la velocidad a voluntad cuando mis deberes mundanos y la situación así lo exija.

Mi conclusión es que…No debemos ser lentos, sino dinámicos. Apretar el acelerador cuando se debe hacerlo y reducir la velocidad cuando se debe ir lento. Cualquier vehículo puede llegar a malograr su motor por acelerar sin descanso...

...nuestro cuerpo y mente también se pueden malograr por el exceso de velocidad sin intervalos de lentitud ni descanso.

¿A qué velocidad vas vos?


Comment