Quejarse es un mal hábito que padece un 90% de la población mundial. Al quejarse uno manifiesta el dolor, resentimiento, disconformidad que se tiene hacia a algo o hacia alguien de manera repetitiva, excesiva, innecesaria, fastidiosa y poco saludable.

Pero lo que no sabe ese 90% es que ese algo o alguien del cual se quejan, simplemente NO LO PUEDEN CONTROLAR, pero siguen quejándose como si lo pudieran hacer. Viven engañándose a si mismos siempre.

Pero aparte de vivir engañados viven en constante estado de estrés, pánico, ansiedad, intranquilidad que poco a poco va mermando su salud mental y corporal.

¿Quieres ir contra la moda? ¡DEJA DE QUEJARTE!

Resulta muy beneficioso dejar de quejarse, porque hacerlo libera toda la presión innecesaria que tu mism@ tu pones. ES CATÁRTICO!

Y es que en verdad no ganas nada de nada quejándote, sólo ensuciar tú mente más y gastas energía mental al pedo.

No hay soluciones externas, sólo soluciones internas. La persona que puede cambiar sus hábitos y pensamientos, puede cambiar su destino.

Vamos. Atento. A ver si dejas de quejarte.

 

“La gente se queja mucho, pero se acobardan a la hora de actuar. Quieren que todo cambie, pero se niegan a cambiar”

SI con estas 12 razones contundentes no dejas de quejarte de todo y de nada..entonces estás jodid@.


BUENAS RAZONES PARA QUE DEJES DE QUEDARTE DE TODO Y DE NADA

1. EVITARÁS EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO.

Vi importante empezar con esta razón dado que a todos les importa demasiado su apariencia. Pues bueno, es fácil. Si sigues renegando envejecerás más rápido. Si dejas de quejarte alargarás tu juventud.

Ha quedado científicamente comprobado que cada vez que te pones de mal humor innecesaria y desmesuradamente, se generan sustancias que, en exceso, son tóxicas para tu organismo y aceleran el envejecimiento precoz patológico.

 

Las personas renegonas envejecen hasta 3.000 veces más rápido que aquellas que enfrentan los problemas de una manera más equilibrada.

El quejarse constantemente hace que aumenten los niveles de hormonas y eso te mantiene de mal humor, incrementa tu stress, acelera tu ritmo cardíaco y estarás susceptible a cualquier cosa para seguir maldiciendo y fastidiar a los demás y a ti mismo

Los renegones, además de hacer sufrir a su propio corazón y a sus arterias, complican la salud de otros órganos. Hace seis años la Sociedad Británica del Tórax difundió un estudio en el que se demostró que la ira y la hostilidad están directamente vinculadas con la disminución de la función pulmonar y la decadencia en los mayores.

Además, la actitud renegona deja rastros en el rostro: las personas que viven enojadas muestran más arrugas y surcos, y sus músculos faciales tienden a irse hacia abajo, mientras que una actitud sonriente y alegre levanta la expresión.

Arrugas, canas, cansancio, exasperación, dolores corporales. Ufff ya te digo. Cuanto más reniegas más viejo te haces, más te amargas la vida, más te envenenas, y más vas a hacer que la gente se aleje de vos.

¿Quieres ser un anciano decrépito a tan temprana edad? ¿O vas a elegir cagarte en todo, ser feliz y reír de todo y de nada?

La elección es tuya ;) 

2. VAS A DEJAR DE QUERER CONTROLAR TODO Y ESTARÁS MÁS TRANQUIL@

"Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos".  Viktor Frankl.

Todos viven obsesionados con controlar las cosas como si pudieran hacerlo de verdad. Se frustran y quejan que las cosas no salgan como querían que salgan. Controlar todo es una ilusión, un engaño que todos se creen. No puedes controlar las cosas externas a ti. Eso incluye: el clima, embotellamiento de tráfico, el resultado de un partido de fútbol, etc. También (y con mayor énfasis) incluye: LA VIDA DE OTRAS PERSONAS. No puedes controlar lo que dicen, u opinan y mucho menos lo que van a hacer de sus vidas.

Deja de fastidiarte por todo aquello que no puedes controlar y ocúpate de tus propias cosas. Que con eso ya tendrás bastante trabajo para hacer por ti mismo para buen rato.

No puedes cambiar a las personas. Las personas solo pueden cambiarse a si mismas.

Ocúpate de Ser y deja Ser a los demás.

Ocúpate de vivir tu vida y de cambiar todo aquello que no te gusta, asimismo deja que los demás vivan las suyas y respeta su proceso. Pueden que algún día cambien o puede que nunca lo hagan. Qué te importa.

Sólo así estarás más tranquilo y en paz contigo mismo y con los demás.

3. VAS A DEJAR DE BUSCAR CULPABLES EXTERNAMENTE Y TE HARÁS RESPONSABLE DE TU VIDA.

Todo lo que pasa en tu vida es porque vos elegiste que así suceda. Cuando culpas a todo y a todos por todo lo que pasa, estás zafando de hacerte responsable de tu vida.

No hay problemas, personas, ni situaciones adversas en el mundo externo. Lo único que hay eres VOS inventando en tu mente problemas, personas, y situaciones adversas, proyectándolo en las otras personas o cosas y quejándote por ello. La culpa de que tu vida sea una mierda es solo tuya.

Al dejar de quejarte y culpar a todo y todos por lo que te pasa, te harás responsable de tu propia vida y estarás con una actitud más proactiva de cambiar las cosas que no te gustan de ella.

"Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia."

Deja de quejarte. Deja tu constante necesidad de quejarte de todas, todas, todas esas cosas, personas, situaciones, acontecimientos, que te hacen sentir infeliz, triste y deprimido. Nadie puede hacerte infeliz, ninguna situación puede hacer que te sientas triste o abatido a menos que vos lo permitas. No son las cosas ni las situaciones las que te hacen quejarte y sentirte mal sino es la forma en que ves esas cosas.

4. VA A CAMBIAR TU FORMA DE VER EL MUNDO Y VIVIRÁS EN UNO MÁS PACÍFICO Y AGRADABLE

Cambia tu mundo y el mundo cambiará. Cuando cambias tus creencias más profundas acerca del mundo, tu vida o tu mundo también cambia.

Cuando internamente cambias tu manera de pensar respecto de ti y del mundo, empiezas a ACEPTAR las cosas como son, y no como quisieras que sea.

Cuando criticamos, nos quejamos o juzgamos algo o alguien, estamos emitiendo una energía discordante. Esta energía, por la Ley de Atracción será devuelta a nosotros pero multiplicada. Además, alimentamos aquello de lo que nos quejamos y lo hacemos más grande.

Con la queja te conectas a vibraciones de baja energía, que te debilitan, haciéndote más vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias.

Por el contrario la GRATITUD te conectas a campos morfo genéticos de mayor energía, en los niveles en que poder personal se desarrolla.

Acepta y agradece todo lo que tienes.

Y hablando de gratitud, deja de quejarte y...

5. ...SERÁS MÁS AGRADECIDO Y VAS A EMPEZAR A QUERER LO QUE YA TIENES.

Querer lo que no se tiene y no querer lo que se tiene es el origen de muchas quejas.

Tal vez no tengas todo lo que quieres, pero si te pones a observar lo poco que tienes, verás que es mucho.

Tienes dos opciones, disfrutar y dar gracias por lo poco bueno que hay (que si lo ves bien, crecerá y se multiplicará por la misma mencionada ley de la atracción) o bien, mantener toda tu atención en lo malo, en lo que no tienes y sufrir por ello.

6. VAS A VOLVERTE MÁS PRÁCTIC@ Y MENOS COMPLICAD@. 

La gente se queja mucho, cree estar haciendo algo pero en el fondo se caga de miedo a la hora de tomar acción y no quieren cambiar ni enfrentar el problema por sí mismos. Claro, quieren que todo cambie, pero se niegan a cambiar a sí mismos. Es más fácil y cómodo quejarse de las cosas que hacer algo al respecto.

Si no vas a cambiar una situación/problema enfrentándote a él, al quejarte solo consigues que ese problema permanezca igual o crezca más. No ganas nada. Pierdes tiempo y energía.

Puedes elegir OCUPARTE en lugar de PREOCUPARTE.

Al dejar de quejarte dejarás de hacerte “la víctima” y empezarás a hacer cosas al respecto.

Verás que las cosas son mucho más fáciles de que lo realmente piensas. Al quejarte complicas las cosas sin siquiera haber empezado a hacerlas.

SIMPLEMENTE HACÉ LAS COSAS Y ME DARÁS DESPUÉS LA RAZÓN DE LO SIMPLES QUE RESULTARON SER ;)

7. VAS A DEJAR DE INVENTAR PROBLEMAS DONDE NO LOS HAY

Cambia de forma de ver las cosas, y las cosas cambiaran la forma.

Si algo no te gusta – cámbialo.

Si no puedes hacerlo cambia tu actitud y NO TE QUEJES.

Pero lo único que ganamos de quejarnos es sentirnos cada vez peor.

Aparte de ser muy adictivo, quejarse es destructivo.

Cuando estás con la predisposición de buscarle lo malo a todo, empiezas a quejarte hasta de las estupideces mas simples que ni siquiera merecen atención. Esto de seguro te causará problemas y encontronazos con tus semejantes.

No hay ningún problema con el mundo ni con las personas. Solo vos buscando problemas donde no los hay.

SOLUCIÓN: Deja las cosas como son. ACEPTALAS. Vive en paz.

8. TENDRÁS MÁS PAZ MENTAL Y FELICIDAD

Esas cosas que todos buscan… No se las encuentra con quejas. Se las encuentra haciendo lo que tienes que hacer para tu vida, aceptando las cosas tal cual son y sobre todo simplemente Siendo Tu mismo.

Uno de los elementos centrales que definen a la actitud apropiada es la aceptación de la realidad que ya existe y que estamos observando en ese momento. Es frecuente que al observar un hecho determinado surja en nosotros una actitud de rechazo, de repulsa o de rebeldía. Es lo que se llama “resistencia”. Pues bien, la aceptación es lo contrario de la resistencia. Es permitir o dejar que las cosas sean tal como son en el momento presente. Es alinearse con la realidad en la forma que adopta en este momento y decir sí a lo que ya es. 

Cuando dejas de quejarte, empiezas a SER como debes ser y al mismo tiempo dejas a los demás y a todo SER como deben SER.

Ya no intentas controlar nada. Ya no deseas que las cosas fuera de una u otra manera. Simplemente aceptas todo tal cual y te aceptas tal cual.

Esa es la llave a la felicidad: Ser y dejar Ser.

Asimismo al no quejarte estarás más presente. Disfrutando el momento, de las cosas y las personas en tu entorno. No estarás maquinando en tu mente cosas como “si esto fuera así, si esto fuera asá” “esto debería ser así” “ojalá estuviera haciendo lo otro y no esto” “no me gusta nada, ni nadie”

Las quejas son lamentos, y estas cosas son negativas, que al mismo tiempo son esas cosas que hacen infelices a las personas.
Si sigues maquinando cosas así en tu mente, estás mal del culo.


Deja de quejarte y empieza a ver cómo crece tu felicidad!

"si exageráramos nuestras alegrías como hacemos con nuestras penas nuestros problemas perderían peso".

9. VAS A DEJAR DE GASTAR ENERGÍA MENTAL AL PEDO QUE PUEDES USARLA PARA OTRAS COSAS.

Deberías contar las horas que te la pasas quejándote para que después te espantes con el total. Talvez no llegas a verlo pero si has estado esmerándote para aspirar a ganar el campeonato mundial de quejosos anormales verás que...  ¡son muchas horas! Ponte a pensar en todas las cosas divertidas, interesantes, creativas, apasionantes y productivas que podrías hacer en lugar de quejarte. O ponte a pensar en el tiempo que puedes ocupar en tomar acción y cambiar eso de que te quejas, que definitivamente será menos que el tiempo que pasas quejándote por ello.

Ahorra tiempo!

Ahorra energía mental!

Deja de quejarte!

10. TE VA A IMPORTAR MENOS LA VIDA DE OTROS Y SERÁS MÁS INDEPENDIENTE

Cuando te quejas de los otros, sin saberlo das importancia a sus vidas. Estás pendiente y queriendo controlar todo lo que digan o hagan para después quejarte más y desesperadamente llamar la atención. Al mismo tiempo (y también sin saberlo) te afecta mucho lo que otros piensen de tu vida y aunque dices que no te importa lo que digan los demás, en el fondo quieres que te llamen la atención y se quejen de ti.

El ciclo se repite.

Los unos dependen de los otros.

Cuando te quejas, necesitas siempre a alguien con quien quejarte. Hacerle escuchar tus pajas y lamentos. Quieres causar pena y compasión, pero lo cierto es que la compasión no resuelve nada. Te hace sentir más mierda y eso dan alas a tus quejas.

Lo más patético aún es que a los quejosos aparte de dar quejas, les gusta escuchar quejas de los demás... 

¿Quieres romper este circulo vicioso? CÁGATE EN TODOS.


Como dije antes. Deja de patear aire. No des quejas ni recibas quejas. Ocúpate de lo tuyo y deja que los demás se ocupen de lo suyo.

11. VAS A DEJAR DE QUEMAR LA CABEZA Y OÍDOS DE OTRAS PERSONAS (incluyendo los tuyos)

Dudo que haya algo más horroso y doloroso que tener que estar escuchando tus constantes quejas mariconas.

Las veces que pretendí ser compasivo y buena gente y me puse a escuchar quejas de otras personas mis oídos empezaron a sangrar y casi vomito.

Entonces lo mejor que pude hacer por mí y por esas personas fue ALEJARME para dejar de contaminarme, juntarme con gente más positiva y empezar a escribir este post. :)

Como se mencionó anteriormente, l@s quejos@s necesitan de otras personas para vertir sus quejas, entonces cuando ya no tienen personas con quien quejarse unas pocas deciden cambiar y dejar de quejarse y otras caen en la destrucción de sus propias quejas internas.

Generalmente las personas quejosas quedan solitarias  en su mundo de quejas o tienen su círculo asqueroso de amiguit@s de la queja y como puedes imaginar son grupitos patéticos unidos por la negatividad, por el fracaso y por el asco. 

Ya puedes imaginar lo tóxico que es estar en un grupo así...

Así que si dejas de quejarte contribuirás a que menos cabezas (incluyendo la tuya propia) se llenen de mierda y por tanto no exploten.

Asimismo, si decides dejar de quejarte y no pertenecer a esos círculos sociales de mierda...

12. ...VAS A TENER MÁS (y mejores) AMIG@S

“Si no hay enemigo por dentro, no habrá enemigo por fuera.”

Otro beneficio que da el dejar de quejarse: TENDRÁS MÁS AMIGOS Y GENTE POSITIVA A TU ALREDEDOR. Quejarte es negativo y espanta a las personas,..,o  como ya se dijo te mantiene con aquellas que también son negativas y se quejan. Das quejas y recibes quejas.... Un circulo vicioso negativo de mierda que no te ayuda en nada.

En cambio, al dejar de quejarte tendrás todos los anteriores 11 beneficios ya mencionados, no espantarás a la gente y querrán pasar más tiempo con vos.

Tendrás en tu vida gente que está en tu misma sintonía positiva. Vos eliges cual frecuencia sintonizar... 

Un círculo de gente positiva saca lo mejor de vos y no te hunde como lo haría un grupo de gente negativa.


Ahora de verdad... deja de quejarte..

¿Qué te pareció el post? ¿Tus ganas de quejarte por lo menos se redujeron algo?Comenta el post aunque sean puras quejas de mierda.  O mejor comenta otros beneficios que no se mencionaron.

Este post ha sido HECHO conjuntamente con los Locos y locas de la comunidad. Gracias a todos por hacer la suprema sabiduría colectiva.



3 Comments