En el anterior post. (si no lo leiste, leelo haciendo click acá) Hemos aprendido sobre los primeros 3 obstáculos  que frenan y condicionan tu cambio personal. Puedes superarlos fácilmente con claridad, ganas de cambiar y teniendo un plan. Pero sobre todo cagándote en TODOS y hacer eso que quieres hacer.

Sin embargo, llega un punto en que lograr un cambio verdaderamente profundo y duradero ya no depende 100% de nosotros. Nos enfrentamos a unos OBSTÁCULOS INVISBILES. No es una afirmación victimista. Lo que quiero decir es que esos obstáculos no somos conscientes de su existencia ni de qué manera están limitándonos. No es tu culpa que estén ahi, pero una vez que sabes que están ahi es tu responsabilidad cambiarlos. Una vez que nos hacemos conscientes de estos obstáculos, con trabajo constante y con la ayuda adecuada...eres 100% responsable de tu cambio. 

 

Conozcamos estos obstáculos. Vamos a sacarlos a la luz.
Vamos a conocer también cómo terminan las historias de nuestros amigos Antonia, Paulo, Jessica y Marquitos, que como hemos visto en la primera parte de este post , han intentado hacer cambios en diferentes áreas de sus vidas (salud, relaciones, vocación, vivir con propósito) y se han enfrentado a muchos obstáculos que han dificultado y hasta saboteado sus intentos de cambiar su vida.


4. CONDICIONAMIENTOS FAMILIARES Y/O SOCIALES

Gran parte de nuestros pensamientos y forma de ver la vida han sido instalados en nuestros cerebros desde el momento que hemos llegado al mundo. La educación que hemos recibido (tanto desde la familia con sus ejemplos y de la escuela), y experiencias vividas (algunas con emociones muy fuertes) son cosas que nos moldean la mente. Por consiguiente nuestra realidad es producto de esos moldes o condicionamientos mentales que hemos adoptado. 

De esa manera, cada persona tiene sus propios condicionamientos mentales que pueden ser leves, moderados o muy graves. De acuerdo a la mayor o menor exposición y/o intensidad de los factores antes descritos.

Volvamos con nuestro compadre Paulo. Por ejemplo él viene de una familia de fumadores, ha crecido viendo a papá, mamá y otros parientes fumando, por lo que fumar es algo natural para Paulo. Fumar ya está instalado en su cerebro.

Por otra parte con nuestra amiga Antonia en terapia con La LOCURA. lo cura, se ha podido ver de acuerdo a información revelada por ella que tuvo una niñez de abandono y sufrimiento. Esas cosas le condicionan y se le hace difícil tener seguridad y autoestima. Asimismo ha crecido viendo a su madre soltera pasando de una relación a otra. En el cerebro de Antonia, aunque ella no lo sepa, esa anormalidad es normal.

No podemos negar que la mente en los años de infancia es mucho más moldeable.

En cuanto a condicionamientos sociales, tenemos un montón de ejemplos. (Si no te casas antes de los 25 ya nadie te querrá, si no estudias una carrera normal te morirás de hambre, las dietas son ridículas, hay que seguir los pasos de la familia…)

Las decisiones que un individuo quiera tomar más adelante para cambiar su vida se verán condicionadas y puede experimentar una resistencia a cambiar para no ir en contra de esos condicionamientos sociales y evitar las emociones desagradables que le pueden producir.

Cuanto mayor es el condicionante, probablemente mayor es el esfuerzo que se requiere para cambiar. Asimismo, es fundamental conocerlos, comprenderlos bien y ver de qué maneas y en qué situaciones se presentan en nuestras vidas.

Este es un tema que toco con más profundidad en el post llamado: ¿ES POSIBLE REPROGRAMAR NUESTRA MENTE DE TODO LO QUE SE NOS PROGRAMÓ DE NIÑOS?? (hacé click para leerlo)

 

5. BIOLOGÍA HERMOSA: RECABLEAR TU CEREBRO PARA EL CAMBIO

Estos condicionamientos mencionados anteriormente instalados en nuestro cerebro, no solo han quedado instalados en forma de pensamientos, sino también en forma de circuitos neuronales y emociones ancladas dentro de nuestro sistema nervioso.

Acá una breve explicación de esta biología hermosa.

Las acciones que realizamos cotidianamente tienen ya una estructura en nuestro cerebro y encendidos de ciertas zonas neuronales. Por lo que muchas de estas acciones ya se ejecutan de forma automática sin que tengamos que pensar en ellas. Asimismo, muchas de estas acciones liberan neurotransmisores (compuestos químicos empleados por las neuronas para comunicarse entre sí) encargados de desencadenar la actividad de los centros cerebrales para la regulación, satisfacción de necesidades biológicas y normal funcionamiento del cuerpo. Éstos se traducen en forma de reacciones físicas o psíquicas (placer, satisfacción, comodidad, humor, etc.)

¿Qué quiere decir todo este blablablá biológico?

Lo que pasa es que cuando hemos adoptado ciertos hábitos dañinos y/o hemos tomado como verdaderos algunos de esos mandatos (mitos) socialmente aceptados nos condicionamos no solo mentalmente sino biológicamente. Hemos internalizado esos hábitos o creencias tan profundamente que para nuestro cuerpo son normales. Entonces si de repente decidiéramos cambiar estos hábitos/creencias vamos a ir en contra de lo que hasta ahora es normal para el cuerpo.

Y el cerebro dirá: “¿Ah sí? Vamos a ver quién cambia a quien…”  

Entonces, cuando el cerebro  detecta que algo está faltando en el cuerpo para su normal funcionamiento o se está intentando cambiar una estructura existente, automáticamente va a desencadenar una serie de reacciones para tratar de reestablecer la normalidad. Es en ese momento que la persona experimenta cambios en su organismo, miedo, ansiedad y alteraciones emocionales y de conducta. Como éstas son sensaciones desagradables, la persona (haciendo caso a lo que pide su cuerpo para volver a la normalidad) va a regresar a los hábitos “normales” y no va a ir en contra de la forma de pensar predominante para no tener que experimentar esas sensaciones y tener más de lo que le gusta y/o hace “bien”. (Puedes aprender más sobre este extraño fenómeno leyendo sobre el “síndrome de abstinencia”)

Y aquí es donde tu cerebro dirá ante tus intentos de cambio: “¡Aquí mando YO!” Y se cagará de risa de lo que eres su esclavo(a).

*  *  *  *

Como ves, es todo un desafío hacer un cambio en tu vida porque ello significa también modificar e ir en contra de tu programación biológica con la que estuviste funcionando mucho tiempo en automático… y la cual es “normal”  (al menos para tu cerebro). Por más que por fin hayas tomado consciencia y reconocido que ese hábito o creencia está mal y/o no es verdadera para vos, para tu cerebro sigue siendo normal/correcto porque está acostumbrado a recibir ciertas gratificaciones de esos comportamientos y por tanto se resistirá a ese cambio que pretendes hacer y hará todo lo posible para que no salgas triunfante.

Te sorprenderán los miles de mecanismos que usa tu cerebro para mantenerte en los viejos malos hábitos/creencias. Cuando crees tenerlo bajo control, sales vilmente engañado(a) una y otra vez. Pero sobretodo su arma más potente es segregar todo tipo de sustancias que te nublan la razón y te hacen dar ganas de comer, de fumar, y sentir amor por aquel pelo#$ o huevonita que hace cinco minutos odiabas…El efecto de esas sustancias harán también que te justifiques pensando que no estaría mal “hacerlo una vez más”. Pero también después viene un grandísimo sentimiento de culpa. Malditas drogas cerebrales.

Veamos cómo se ve esto con los ejemplos de nuestros amigos…

Paulo a pesar de que, según él, dejó de fumar todavía experimenta unas fuertes ganas de fumar y siente una gran pena de rechazar cigarrillos cuando le ofrecen. Su sistema nervioso está acostumbrado a recibir los efectos de la nicotina como el placer y calma que le produce en el cuerpo. Él mismo se sorprende de ver cómo al despertar su mano automáticamente va a su velador en busca del acostumbrado “cigarrillo mañanero”. Su mano tiembla en la lucha del querer y no querer. En esa noche en particular, Paulo rechazó la invitación de sus amigos para salir a tomar cervezas para mantenerse firme en sus intenciones de salir a andar en bicicleta al día siguiente. Sin embargo, después de varios días y noches de no fumar y no salir a tomar cervezas con sus amigos, empieza a experimentar sensaciones raras de angustia, ansiedad y dudas de si realmente podrá seguir así…

Antonia terminó la relación tóxica que tenía con Fernando. No quiere saber más de él. Ya ni contesta sus llamadas. Pero hay momentos en que recuerda los bonitos momentos con él, los besos y demás muestras de cariño. Es ahí cuando su cerebro libera una cantidad impresionante de oxitosina, vasopresina, y dopamina. Hace cinco minutos lo odiaba y no quería saber más de él, pero ahora piensa que después de todo es un buen hombre y no hay nadie como él. Ella después empieza a sentirse jodida de no poder estar con el hombre que le hace sentir así bonito (que le hace liberar esas sustancias) como nadie lo hace, y empieza a imaginarse lo triste y miserable que sería la vida sin Fernando. Su celular empieza a sonar…

Marquitos quiere seguir su camino y vivir de lo que en verdad es bueno y le apasiona. Pero al mismo tiempo se caga de miedo de ir en contra de la tradición familiar y le estresa mucho lo que vayan a pensar de él su familia y la sociedad sobre sus locas aspiraciones. Suda mucho, tartamudea, no puede pensar con claridad. Al percibir su cuerpo ésta como una situación amenazante, por dentro hay una liberación masiva en el torrente sanguíneo de glucocorticoides: catecolaminas (adrenalina y noradrenalina), de cortisol y encefalina para que se de una respuesta de lucha o huida hacia una situación menos amenazante hasta que el organismo recupere el equilibrio y Marquitos esté nuevamente tranquilo.

...hasta que nuevamente tenga sus deseos de querer hacer lo suyo pero su cuerpo nuevamente se alarme y libere las sustancias para protegerse. QUÉ DIFICIL ES SER MARQUITOS...  

JESSICA, MI GORDITA LINDA...NO TE ESCAPES!!

Hay una combinación de todo. En el afán de controlar y cambiar estos comportamientos dañinos intervienen factores bio-psico-sociales: el grado en el que el cuerpo segrega sustancias o recapta neurotransmisores ante una acción determinada está en parte, programado genéticamente (biología), los pensamientos que se disparan ante esa acción son el resultado de unos aprendizajes previos y un diálogo interno (psicología) y la facilidad para mantener unos patrones de respuesta determinados dependerán en gran medida del ambiente o contexto que nos rodea (sociedad o familia).

Jessica por ejemplo ante un pastelito que se le pueda presentar durante una dieta, puede que su estómago ruja más fuerte (biología). Puede que Jessica carezca de toda disciplina y fuerza de voluntad y piense “no pasa nada por darse un gustito” (psicología), y que además la tía que tiene al lado intente convencerla que las dietas son ridículas (sociedad-familia).

* * * * *

Como puedes ver, para producir un cambio significativo en tu vida, dependiendo del caso, es necesario trabajar a niveles más profundos siendo necesario modificar la programación biológica preestablecida, moldear, reacondicionar o "recablear" tu cerebro, modificar el funcionamiento de zonas específicas y sus circuitos aprendidos que te hacen mantenerte de forma automática en los malos hábitos y con creencias no acordes a tu Ser.  

En neurociencias, hacer este tipo de modificaciones con el cerebro se llama “Neuroplasticidad”. Llevara cabo estos cambios puede llevar un tiempo y bastante esfuerzo constante, porque tu cerebro se resiste a cambiar para mantenerse en el estado “normal” y se empecina en repetir esos “circuitos aprendidos” de encendidos neurales que han funcionado de manera automática durante mucho tiempo.

Así que sea cual sea el cambio que quieres para tu vida, prepárate para enfrentar la resistencia que pondrá tu querido amigo de materia gris. 

6. HABLAR CON EL MAESTRO DEL UNIVERSO PARA QUE TE AYUDE CON LOS CAMBIOS EN TU VIDA.

Si el cerebro y la férrea programación biológica del cuerpo te parecieron cosa jodida y que vas a sudar la gota gorda en deshacer y modificar circuitos neuronales programados, pues espera conocer a su amo!

El Maestro de todo. Él todo lo sabe, Él todo lo ve…

No es precisamente Dios, pero de alguna manera está ahí siempre presente donde sea que estés, lo que sea que hagas…

Todos se rinden ante Él (incluso el cerebro y la programación biológica) y todos cumplen la disposición que ha puesto, sin saberlo.

Señoras y señores…

Con ustedes el invisible, implacable,  indomable, imponente…..

EL INCONSCIENTE.

Él gobierna tu vida desde la oscuridad de tu mente (y del universo que habita dentro)

* * * * *

El tema del Inconsciente merece todo un análisis aparte. Así que para esta parte haremos lo más breve posible su explicación y ver cómo esta llega a ser una fuerza que se resiste al cambio.

Los humanos tenemos una mente consciente y la mente inconsciente.

Por decirlo de una manera, la parte consciente es el lado visible de la luna, mientras que el inconsciente es el lado oscuro de la luna. O sino podemos también usar la analogía del ICEBERG para comprenderlo mejor.

La mente consciente es como la punta de un iceberg; Es todo lo que ves, sientes, piensas con plena consciencia. Por el otro lado tenemos todo lo que está hundido dentro del agua. Eso representa a la mente inconsciente.... Es algo mucho más grande, mucho más extenso, más poderoso y lógicamente no podemos ver nada de lo que hay debajo de la parte superficial del iceberg. Hay cosas escondidas de las que no tenemos ni idea! Y esas cosas condicionan lo que vaya ocurrir allá afuera en la superficie.

¿Qué cosas se esconden en el lado oscuro de la luna o en las profundidades debajo de la superficie del iceberg?

Están escondidos todo tipo de creencias, mandatos, contratos familiares. Son una especie de “códigos” que están situados en lo más profundo de nuestras mentes en forma de creencias y de todo tipo de inhibiciones que nos paralizan cuando queremos cambiar o hacer algo diferente.

Pero además también, dependiendo de la familia de la que se venga, en el inconsciente están escondidos otros secretos, demonios, traumas, enfermedades y cuestiones no resueltas en el pasado. (Maltratos, adicciones, abortos, suicidios, infidelidades, divorcios, solo por mencionar algunos y no espantarte de entrada!) :o

INCREIBLE ¿Eh?

Pero y ¿Qué tiene que ver la familia, vidas aparentemente ajenas a la mía y sus problemas con mi propia vida?

Desde la psicogenealogía se dice que la familia es el inconsciente. Conocer el propio árbol genealógico es en cierta forma como conocer nuestro propio inconsciente. Lo que está “escrito” en nuestro árbol familiar, también lo está en nuestro inconsciente, por tanto vamos a repetir esos problemas, traumas, cuestiones irresueltas a menos que seamos conscientes de ellas (sacando de la oscuridad a la luz, de la profundidad a la superficie) y las trabajemos.

Usualmente cuando emprendemos un proceso de cambio, lo hacemos de manera inconsciente. Hay cosas que se repiten en nuestra vida y no sabemos de ellas o no sabemos interpretar estos sucesos como mensajes que nos está mandando nuestro inconsciente para hacerle frente a algo irresuelto. El Inconsciente lo sabe todo…y buscará siempre la manera de manifestarse y mostrarte eso que no puedes ver y que debes cambiar. Cuando el Inconsciente quiere desvelarte un secreto, crea una estructura, eventos repetitivos para llamar tu atención. Por ejemplo con fechas idénticas en las que siempre ocurre algo, personas que aparecen en tu vida, un estilo de elección de la pareja, accidentes recurrentes, mantención de comportamientos y/o tradiciones familiares.

Lo que sea que te pase en tu vida, puedes tomar estas cosas como hechos aislados o casuales, o puedes abrir un poco más los ojos y tratar de ver los patrones repetitivos de tu vida e intentar interpretar el mensaje que te está mandando El Inconsciente para que de una vez cambies algo en tu vida que está mal de raíz y no recaigas en tus malos hábitos (ni en los patrones enfermos de tu árbol familiar)

Veamos el caso de nuestros amigos.

Por ejemplo, investigando un poco dentro del árbol genealógico de Antonia, se ha llegado a encontrar historias de relaciones violentas, abusos contra las mujeres y las madres nunca siendo felices, libres ni plenas. Antonia sin saberlo está repitiendo estas historias y muy dentro de ella piensa cosas como “LAS PAREJAS SON VIOLENTAS”, “LOS HOMBRES SON MALOS”, “MAMÁ NO ES FELIZ” "Tengo que ser infeliz como mamá"..."debo enamorarme de hombres malos y violentos que me hagan infeliz". A pesar de que sabe que sufre por todo esto que vive, se mantiene dentro de relaciones tóxicas como una manera de ser leal al clan familiar y perpetuar el sufrimiento de las mujeres. 

En el caso de Marquitos vemos que quiere seguir un camino diferente al de su familia, pero experimenta miedo y en sus emprendimientos siempre han fracasado. El análisis de su árbol revela mandatos que se han seguido de forma incuestionable desde hace un par de generaciones: “Serás economista, como los hombres que de verdad hacen algo bueno de la vida dentro de esta familia (…) Las artes son de hippies, son una pérdida de tiempo” Claramente en este clan familiar alguien que se dedique al arte o cualquier otra profesión creativa es considerado como un muerto de hambre, que no sabe hacer nada bueno de la vida. Analizando otras ramas del árbol, vemos también mandatos que dicen: “No crezcas. No te independices.” Dentro de la familia, si uno de los miembros crece y decide independizarse, seguir su camino, ello significará que abandonará a sus padres. Por tanto, esta orden lo mantendrá a Marquitos sobreprotegido y con una edad emocional inmadura para el resto de su vida y viviendo dentro de la seguridad/comodidad que ofrece la familia.

En algun momento finalmente nos volvemos conscientes del gran problema en nuestra vida, o cómo estas disposiciones de nuestros antepasados de cierta manera nos frenan en lo que queremos cambiar/hacer diferente. Tanto en al caso de Antonia y Marquitos, quieren algo diferente para su vida. Saben que están cansados de vivir repitiendo estas situaciones incómodas y/o hacer caso a la tradición familiar una y otra vez; Pero recaen en la misma cosa y/o no cambian por un miedo inconsciente a ser mal vistos, expulsados y nunca más queridos por el clan familiar. 

Pero por más que quieran cambiar siempre enfrentarán un tipo de resistencia. “Algo que no deja avanzar”. Como hemos visto en la anterior sección, al igual que cuando intentas cambiar algo que es normal para la biología del cuerpo y se desencadenan un serie de reacciones y malestares, cuando queremos cambiar alguna disposición de nuestro clan, se dan una serie de conflictos y situaciones adversas que surgen por efecto de las resistencias del inconsciente familiar que trata de reequilibrar la situación y mantener su orden. 

Así que cuando empieces a interesarte sobre eso inconsciente que se mueve en ti, te gobierna y de alguna manera se lo culpas a los demás, pues comienza a reunir información sobre tus padres, abuelos y los que te antecedieron. Todo eso te proporcionará más información sobre tus comportamientos repetitivos y negativos que antes no hubieras logrado entender.

¿CÓMO CAMBIAR A NUESTRO INCONSCIENTE?

Queremos cambiar nuestra vida, pero vemos que no basta con tomar acción. Tratamos de hablarle a nuestro inconsciente…repitiendo frases positivas que modifiquen a las negativas. Pero éste parece no hacernos caso y los problemas se siguen repitiendo en situaciones similares.

Pero el Inconsciente no entiende las palabras, ese es el problema.

Por más que te pases 10 horas frente al espejo diciendo afirmaciones.......no vas a conseguir modificar la disposición actual de tu Insconsciente que te gobierna.

Para poder cambiar/sanar el Inconsciente tenemos que hablarle en su lenguaje: emociones, metáforas, imágenes, arquetipos, simbolos, posiciones (en cuanto al rol que ocupas en tu sistema familiar).

Con cada mensaje que enviamos al Inconsciente en formato de metáfora, se producen grandes movimientos en nuestro interior que generan cambios no solo en nuestros pensamientos sino tambien en nuestra biología, se activa una especie de chip en el sistema nervioso que va poco a poco modificando las redes de información genética, modificando circuitos neuronales y liberando emociones atrapadas y finalmente nuestro comportamiento. 

Es realmente poderoso. Si aprendemos el lenguaje del inconsciente, se pone a trabajar para nosotros y ayudarnos a conseguir lo que queremos.

* * * *

Como puedes ver, es un abordaje totalmente diferente al de las terapias tradicionales o coaching.

Va mucho más allá de la modificación conductual y/o neuronal. Es un tipo de terapia psicoanalítica que requiere mucho más profundidad y para ello se llega al terreno de lo esotérico, espiritual, psicomágico, chamánico.

...A MANERA DE CONCLUSIÓN

Ahora ya sabes por qué es tan dificil hacer un cambio radical en tu vida y mantenerse constante en el proceso. 

Como pudiste ver, el proceso de cambio no es nada sencillo, no es solo cuestión de intención-acción. Intervienen muchos otros factores de los que no eras consciente y no tienes el control absoluto sobre ellos. Necesitas siempre ayuda de otras personas en este proceso.

Dependiendo del problema o cuestión a cambiar, de su ligereza o gravedad, serán necesarias algunas herramientas y/o algún u otro enfoque terapéutico.

El camino del cambio es difícil, nada ocurrirá de un día para otro, pero existiendo una intención profunda, un verdadero compromiso contigo mismo(a) y abriéndote a la posibilidad de recibir ayuda, podrás conseguir lo que deseas para tu vida.



¿NECESITAS AYUDA PARA LOGRAR ESOS CAMBIOS QUE TANTO SE TE RESISTEN?

En La LOCURA. lo cura... somos especialistas en REVOLUCIÓN MENTAL!

Podemos liberar tu mente de todo aquello que te bloquea, jode, incomoda, agobia o acompleja para que logres cambios positivos, profundos y duraderos en tu vida.

¿Estrategias para el cambio? ¿Herramientas? ¿Lavado cerebral? ¿Terapia?

Sea lo que sea que necesites para tu caso...►•► DALE CLICK ACÁ para saber cómo PODEMOS AYUDARTE. Reserva tu llamada gratuita. ;) 



¿Te voló la cabeza?


¿QUÉ OPINAS SOBRE LO DIFICIL QUE ES EL CAMBIO PERSONAL?

Escribe en los comentarios tu historia con lo que sea que hayas querido cambiar en tu vida. ¿Lograste cambiar? COMPARTENOS TU SABIDURIA Y CONSEJOS!  ¿Fracasaste una y otra vez? Igual. Cuentanos sobre lo duro que se siente estrellarse una y otra vez con la misma pared. Sin llorar! ;)

 

1 Comment